Portada / Consejos / Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano
Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

¿Estás a punto de comprar un coche de segunda mano? Controlar los neumáticos es el primer paso para verificar que todo esté en orden. Revisar las cubiertas del coche puede parecer algo superfluo, sin embargo es una verifica que nos dirá mucho sobre el mantenimiento que el vehículo ha recibido durante los años. Hoy te explicaremos por qué puede ser riesgoso comprar un coche usado con neumáticos inadecuados o que no cumplan las leyes vigentes.

Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

Controlar los neumáticos de un coche usado

Cuando quieres comprar un vehiculo de segunda mano, antes de controlar los neumáticos, empieza revisando cuidadosamente la carrocería. Una vez comprobada la estética del coche, verifica que el número de bastidor coincida con lo que aparece en la tarjeta de inspección técnica. En este documento, están indicados los neumáticos que se pueden montar en el vehículo.

A menos que el vendedor esté dispuesto a cambiar los neumáticos no conformes, el precio del automóvil en venta evidentemente bajará, al tener que sustituir todas las ruedas. Para poder controlar correctamente los neumáticos, mira los códigos que aparecen en el hombro de cada cubierta. Apúntate números y letras (por ejemplo 205/55 R17) para comprobarlos con la tarjeta de inspección técnica.

Edad y estado de los neumáticos

Para entender si las ruedas de un coche usado están en buenas condiciones o si se deben cambiarse después de la compra, debes evaluar el grosor y la fecha de producción del DOT. El grosor debe medirse en el centro y los lados de la banda de rodadura.  Aseguráte de que el desgaste sea uniforme a lo largo de toda la superficie de contacto de los neumáticos. En caso de que los neumáticos estén demasiado desgastados (los indicadores de desgaste, presentes en las ranuras de la banda de rodadura, nos ayudan a comprender su estado), el reemplazo debe tenerse en cuenta y puedes solicitar un descuento al vendedor.

Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

Una verificación táctil y visual de la consistencia y/o «cristalización» del caucho, de la presencia de golpes, agujeros o roces en los costados, te permitirá deducir rápidamente la vida pasada del automóvil. Por ejemplo, unos neumáticos casi nuevo pero con el número de DOT antiguo pueden significar que el vehículo ha estado parado mucho tiempo, con el peligro de tener unos neumáticos ovalados.

Por otro lado, unos neumáticos muy usados pero con el DOT reciente podrían generar dudas sobre el kilometraje declarado, si es muy bajo. En cualquier caso, informe del problema al vendedor y evalúa la sinceridad de sus respuestas.

Neumáticos diferentes

Un coche usado podría calzar neumáticos diferentes. Esto podría significar un mantenimiento aproximado o la sustitución de los neumáticos originales por otros al último momento, montados para dar una falsa impresión de buen estado del vehículo. En este caso, la diferencia visual entre las diferentes marcas de neumáticos radica principalmente en el diseño del «corte» de la banda de rodadura.

Pero la ley solo permite neumáticos diferentes siempre que vayan por parejas y en el mismo eje. Por lo tanto, aunque dos neumáticos delanteros tengan el mismo tamaño, pueden diferir en la banda de rodadura. Solicita al vendedor para que solucione el problema o informale que necesitarás cambiar 2 o 4 neumáticos de golpe, algo que supone, por tu parte, un gasto importante.

Cómo controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

Neumáticos ‘fuera de temporada’

Del mismo modo, puedes encontrar un automóvil usado con neumáticos fuera de temporada. Es decir, no corresponden al período en el que se podrían montar otros tipos de neumáticos. Como cuando un coche de segunda mano calza unos neumáticos de invierno, en verano.

Lo mismo ocurre con los neumáticos de verano durante los meses invernales, en áreas donde es posible que los neumáticos de invierno sean obligatorios. Para evitar multas, infórmate acerca de las leyes de la comunidad en la que vives. Por lo tanto, si los neumáticos del coche que quieres comprar no se ajustan a la temporada, tendrás que reemplazarlos. Pide un descuento.

Neumáticos no equivalentes

La comprobación más rápida y sencilla interesa los neumáticos ‘no conformes’. O sea, como hemos visto antes, los que no aparecen entre las características indicadas por el fabricante y reflejadas en la libreta de inspección técnica. Siempre podrás montar otras ruedas, si respetas la equivalencia de neumáticos. En otros casos, podrás pedir la homologación de ruedas no equivalentes.

Controlar los neumáticos de un coche de segunda mano

Te puede interesar también

ruedas motrices

Qué son las ruedas motrices y cuáles son

La tracción que transmite un vehículo a sus ruedas motrices son las que hace que avance o …

luz sensor de presión de los neumáticos

¿Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos o sistema TPMS?

Los neumáticos son un elemento muy importante de nuestro vehículo y por esta razón, desde …