Portada / Consejos / La Compatibilidad de los Neumáticos

La Compatibilidad de los Neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes en los coches y de obligada inspección, como cada pieza del coche, antes de una revisión de ITV. De esta manera, es importante tener en cuenta este aspecto, así como la compatibilidad de los neumáticos para comprobar que las gomas de nuestro coche quedan bien adaptadas en función de la ley de homologación.

¿Qué es la compatibilidad de neumáticos?

La compatibilidad de los neumáticos indica el grado de homologación que tienen las ruedas y si son compatibles con distintos tipos de vehículos. De esta manera, vemos que uno de los componentes de los coches que más suelen cambiarse son las ruedas, de ahí que una vez que tomemos esta decisión del cambio debamos también tener en cuenta la ley de homologación y las posibles equivalencias que podamos usar en función del tipo de coche que tengamos.

compatibilidad de los neumáticos

Atendiendo a los criterios de la ley de homologación, los neumáticos deberán tener los siguientes criterios de equivalencia: un perfil de llanta que tenga correspondencia con la goma, un mismo diámetro exterior con un máximo permitido de +/- 3 %, un código de categoría de velocidad similar o mayor al original y un índice de carga igual o mayor que el original.

¿Qué neumáticos debes ponerle al coche?

Cuando vamos a realizar un cambio de neumáticos por unos distintos a los originales es posible que cambie el desarrollo de la goma que vamos a cambiar. Por ello, es sumamente recomendable que revisemos la tarjeta de inspección técnica del vehículo para buscar los datos referentes a la medida de las ruedas que están homologadas por el fabricante del vehículo.

Otro punto que debemos tener en cuenta es que el cambio de los neumáticos no lleve a ninguna anomalía sobre el resto del vehículo, particularmente en el eje correspondiente y, en general, sobre la conducción del mismo. De esta manera, debemos asegurarnos que la llanta que hemos montado, además de ser compatible, corresponde perfectamente con el neumático.

Igualmente, también es necesario hacer una comprobación para que los neumáticos no interfieran sobre otros componentes del vehículo, como hemos dicho, pues entonces podríamos estar poniendo en peligro nuestra integridad y la del resto de pasajeros. Como ves, la comprobación es fundamental antes, durante y después del cambio.

Finalmente, también hay que comprobar que estas equivalencias entran dentro del marco legal para que no tengamos ningún problema a la hora de pasar la ITV, ten en cuenta que una falta de este tipo lleva a la paralización del vehículo y al cambio inmediato por unas ruedas compatibles y que estén homologadas.

En definitiva, la compatibilidad de los neumáticos es un aspecto a tener muy en cuenta a la hora de modificar las gomas y siempre debemos asegurarnos de que sea una acción dentro del marco legal.

Te puede interesar también

Quieres tener Internet en tu coche

Cómo tener Internet en tu coche y navegar a través del WiFI

Pasamos mucho tiempo en nuestros vehículos, tanto para desplazarnos, viajar como para trabajar. Hay profesionales …

Cómo guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Cómo y dónde guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Si, en esta época del año, sueles guardar los neumáticos de verano y pasar a …