Connect with us

Noticias

En 2024 todos los neumáticos deberán pasar la prueba de adherencia en mojado

En 2024 todos los neumáticos deberán pasar la prueba de adherencia en mojado

Buenas noticias en el frente de la reducción de residuos (muy caros para los automovilistas) derivados de la sustitución prematura o demasiado frecuente de los neumáticos. De hecho, está en camino el reglamento 117 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE o Unecee), que fijará las disposiciones del ensayo de adherencia en superficie mojada con neumáticos desgastados.

Más seguridad para todos los neumáticos

Fruto de los esfuerzos en este frente del grupo de trabajo formado por Bridgestone, Continental, Goodyear, Michelin, Nokian y Pirelli así como de la Comisión Europea y numerosos organismos de homologación, el reglamento estará disponible en 2024.

Sobre la base de este reglamento, todos los neumáticos recién homologados deberán pasar la prueba de adherencia en superficie mojada con la banda de rodadura desgastada y los correspondientes umbrales a partir de julio de 2024.

Esto obviamente nos permitirá conocer la calidad de los neumáticos (y el nivel relativo de seguridad). También con la banda de rodadura en el límite legal de 1,6 mm de profundidad y no en los 4-3 mm que es la costumbre de sustitución hoy en día.

En 2024 todos los neumáticos deberán pasar la prueba de adherencia en mojado

Las ventajas de la nueva normativa

Además de ahorrar costes e impacto ambiental por neumáticos enviados prematuramente a reciclaje, esta novedad permitirá elevar el nivel de seguridad vial al eliminar productos que no se encuentren dentro de los valores mínimos previstos en el mercado, una vez implementada la prueba de adherencia en superficie mojada de neumáticos cercanos al límite legal de desgaste (2 mm).

Cambiar los neumáticos demasiado pronto, según datos facilitados por Michelin, supone la adición innecesaria de 128 millones de neumáticos usados ​​en Europa, con 9 millones de toneladas más de CO2 emitidas a la atmósfera. Y hasta 6.000 millones de euros al año en costes para los automovilistas que podrían evitarse.

En 2024 todos los neumáticos deberán pasar la prueba de adherencia en mojado

Populares