Portada / Consejos / Consejos a la hora de volver a pintar un coche

Consejos a la hora de volver a pintar un coche

RUEDAS BARATAS

Un coche puede ser más un capricho que una necesidad. Así, todos conocemos a compañeros, amigos o familiares que miman todos los detalles de su auto. Éstos trabajan con esmero a la hora de limpiarlo y no se dejan un recoveco sin abrillantar ni lustrar.

Para tener este sentimiento, no hace falta que el coche sea nuevo. Aunque éste sea de segunda mano, lo importante es que se considere como algo preciado para el dueño. A estos usuario además les encanta, llevar relucientes la llantas y optan por lo mejores neumáticos, que ahora también pueden encontrar on line.

Pero ¿qué ocurre cuando un buen día descubren que tiene un arañazo inesperado en el coche? Éstos se echan las manos a la cabeza e incluso a alguno le cuesta derramar un par de lagrimitas. Es lo más normal, se ha dañado aquello que se quiere y se cuida de forma especial.

Por otra parte ¿qué pasa si han tenido un pequeño roce con otro coche y bollan la chapa del suyo? ¿Qué pasa si al estacionar otro coche le ha dado un golpe y además se ha ido sin dejar ninguna forma de contacto. Ciertamente, este tema incomoda y disgusta a cualquiera.

Este hecho conduce directamente a llevar el automóvil a un taller de chapa, pintura y reparaciones. Pero, no siempre se puede, ya que esto supone un desembolso económico extra, y somos conscientes de que hay que priorizar otras cosas en el día a día.

Imaginemos, no obstante, que nos hemos decidido a reparar los daños del coche ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de dejar esta labor en manos de unos especialistas u otros? ¿Qué debemos esperar del acabado del color del coche? ¿Cuándo se recomienda pintarlo por completo?

1. Pintar el coche completo con su mismo color: Se trata de una labor compleja que necesita ser realizada por especialistas, ya que hay que desmotar muchas partes del coche y pintarlas por separado. En este punto, si queréis conseguir el mismo tono y metalizado tendréis que consultar la información técnica del vehículo.

2. Pintar el coche completo de otro color: Sin duda, este trabajo es mucho más minucioso. Este precisa que toda la carrocería del coche sea lijada por completo y se trate para fijar el nuevo color. Evidentemente, el coste de este capricho es mucho mayor. Será el especialista el que determine el proceso.

3. Arreglar arañazos y bollos: De esta manera devolvemos la buena vista del vehículo. En ocasiones, es suficiente con realizar unos pequeños arreglos y pintar sólo las piezas dañadas para que el vehículo vuelva a lucir como nuevo prácticamente.

En definitiva, antes que ponerse a hacer experimentos uno mismo en casa para reparar los daños de la chapa y la pintura de un vehículo, recomendamos que se dirija a un servicio especializado. Muchas veces dentro del seguro se incluyen estas coberturas.

Comprueba hasta qué punto puedes ahorrar y cuando se hace preciso realizar un desembolso, por pequeño que sea. Así evitaras estropear aquello que tanto adoras: tu coche.

Te puede interesar también

Consejos para rodar los neumáticos nuevos

Comprar neumáticos es siempre una decisión que no debemos tomar a la ligera porque al …