Portada / Consejos / Conducir un coche híbrido

Conducir un coche híbrido

Aunque conducir un coche híbrido resulta muy sencillo conviene tener en cuenta algunos detalles.

Lo primero que tienes que saber es que se trata de un coche distinto al convencional, ya que dispone de dos motores, uno eléctrico y otro de gasolina. No necesita que lo enchufen a la red para recargar la batería. La pila absorbe la electricidad que se produce al frenar o al transformar en eléctrica la energía del motor convencional.

No obstante, te vendrá bien seguir algunos consejos de conducción. Por ejemplo, en el arranque, en el que lo que procede es iniciar la marcha con suavidad. Así podrás utilizar la energía que permanece acumulada en la batería. Tras este, vienen momentos en los que no debes superar los 30 Km/h porque con esas velocidades el motor eléctrico es más eficiente.

Consejos de conducción y de ‘no contaminación’

Hay que tener en cuenta que mientras consumes electricidad ahorras combustible y, por lo tanto, reduces las emisiones de CO2 de tu propio vehículo.

Durante la conducción urbana el coche va alternando el consumo de electricidad y de gasolina. Si la velocidad se mantiene constante y no sobrepasa los 50 Kh/h, el motor que funciona es el eléctrico.

Una buena noticia porque de esta forma se reducen las emisiones de CO2.

Cuando es preciso acelerar para adquirir una velocidad alta, los dos motores unen para conseguir el mejor rendimiento posible.

Las cosas cambian con las subidas, en las que se recomienda pisar el acelerador a fondo un corto espacio de tipo hasta adquirir la potencia y velocidad deseadas. Se consigue gracias a la energía que suministra el motor eléctrico.

Freno motor

Como en los coches convencionales, en los híbridos también se recomienda que durante los descensos se haga uso del freno motor.

Utilizar la caja de cambios para encontrar velocidades más cortas que eviten que el conductor utilice en exceso el pedal de freno de pie.

Así se reducen considerablemente las probabilidades de fallo del sistema por sobrecalentamiento de los frenos, que es lo que ocurre cuando se frena constantemente en un corto intervalo de tiempo.

Pisar el acelerador en carretera

Esta recomendación tiene mucha importancia porque en el momento de soltar el acelerador parte de la energía existente en el vehículo se transfiere a la pila eléctrica.

Por último, nos queda la conducción en carretera, en la que casi todo el peso energético recae sobre el motor de gasolina, mucho más eficaz a partir de los 100 Km/h.

Eso sí, en algunas rectas muy largas con velocidad constante, el motor eléctrico sale en ayuda del tradicional.

Como ves, simplemente con unos consejos es muy sencillo conocer todas las técnicas para conducir un coche híbrido de manera eficiente.

Te puede interesar también

¿Qué hacer con neumáticos en tu jardín?

La decoración es algo muy personal. Cada uno la adecúa a sus gustos, pero lo …