Caja de cambios automática: cómo funciona

La caja de cambios automática está ganando cuota de mercado con paso firme, ya que en la actualidad una buena parte de los coches que se venden ya llevan esta transmisión. Aunque los españoles, sobre todo por costumbre, preferimos la caja de cambios manual, la automática va a ser la que va a ganar la partida en unos años.

La caja de cambios del coche eléctrico es automática, así que solo es cuestión de tiempo la sustitución de la manual, que va a quedar como una reliquia en coches antiguos.

Qué es una caja de cambios automática

La caja de cambios automática se encarga de hacer los cambios de marchas sin que el conductor tenga que intervenir.

A diferencia de una caja de cambios manual, que el conductor tiene que accionar a la vez que decide qué marcha es la mejor para cada situación, la automática lo hace sin intervención humana.

Esto no gusta a muchos conductores, que prefieren tener el control sobre la marcha que llevan puesta y las revoluciones del motor, pero en unos pocos años no va a quedar otra que llevar coches con este tipo de caja.

Para qué sirve

Una caja de cambios automática sirve, sobre todo, para hacer la conducción más cómoda. El conductor solo tiene que acelerar y frenar, accionando la palanca en algunas situaciones como cuando aparca o da marcha atrás.

Además, estas cajas son las mejores en los coches actuales que están llenos de tecnología al poder comunicarse con el resto de los elementos del vehículo.

Esto hace que, sin que el conductor tenga que intervenir, el coche acelere y frene sin sobrepasar la velocidad que hemos programado, haciendo los cambios de marchas necesarios y manteniendo la distancia con el coche que lo precede, etc.

Es cierto que esto es compatible con una caja de cambios manual, pero en este caso el conductor se tiene que encargar de llevar el coche a un régimen óptimo de revoluciones y accionar sin parar la palanca de cambios cuando hay muchas variaciones en la velocidad.

Diferencia con la caja de cambios manual

Hay muchas diferencias con una caja de cambios manual empezando por la conducción, que es más relajada con una caja automática.

Otra de las diferencias es que el coche es el que elige la mejor marcha en función de varios parámetros, una elección que no siempre es acertada. De hecho, sobre todo en cajas del tipo convertidor de par, los usuarios se quejan de que el coche va muy revolucionado sin motivo.

Las reparaciones también presentan una gran diferencia. En una caja manual siempre es una intervención cara, pero lo cierto es que la reparación de las cajas de cambio automáticas no las puede hacer cualquiera y tienen un precio prohibitivo, tanto que si el coche tiene muchos km el valor de la reparación supera al del coche.

A la hora de bajar un puerto de montaña también notaremos diferencias entre ambas cajas. La manual nos permite bajar con más seguridad, engranando una marcha corta y dejar que el freno motor actúe. En las automáticas sí que habrá que jugar más con los frenos o usarla de modo secuencial, algo que la mayor parte de las cajas automáticas permiten.

Cómo funciona una caja de cambios automatizada

Hay varios tipos de cajas de cambios automatizadas, pero quizá las más comunes en España son las llamadas CVT, que son el tipo de transmisión que usan marcas como Toyota, Lexus y Honda.

Esta caja basa su funcionamiento en dos poleas cónicas unidas por una correa. Las poleas varían la distancia entre ellas gracias al aceite, cuya presión cambia dependiendo de la velocidad, lo que a su vez hace que la tensión en la correa vaya variando y cambiando la relación de la transmisión cuando la correa sufre variaciones en su forma.

El funcionamiento es muy sencillo y suave, además de tener una gran durabilidad, aunque no es el cambio preferido por aquellos que buscan una conducción deportiva.

Te puede interesar también

¿Cómo puedo saber si tengo que cambiar los amortiguadores del coche?

Es normal preguntarse cómo saber si tengo que cambiar los amortiguadores de un vehículo, pues …

Los mejores modelos de neumáticos BF Goodrich

Los neumáticos BF Goodrich no son los más conocidos en Europa, ya que la marca …