Orange Hydraulic Jacks for Car Repair Service
Orange Hydraulic Jacks for Car Repair Service

Gatos para coche: Todo lo que necesitas saber

Hay situaciones para nada deseadas, en las que necesitamos usar un gato para coche.

Pinchar una rueda, es una desagradable situación, que puede presentarse en los momentos y lugares menos oportunos.

Algunos neumáticos tienen sistemas de prevención de pinchazos run-on-flat. Los coches más nuevos, incluyen kits de reparación y sprays repara-pinchazos para pequeñas roturas.

Pero, no todos los pinchazos son de simple solución o estamos en la mejor posición de aplicarlos. En estos casos, requerimos cambiar el neumático y sustituirlo por la rueda de repuesto.

Este proceso, es relativamente simple cuando tenemos las herramientas adecuadas. La más importante de todas estas herramientas, es el gato.

¿Qué es el gato del coche?

Un gato para coche, es una herramienta que permite la elevación del coche, de forma de poder acceder de forma más fácil a su parte inferior o en la mayoría de los casos, para liberar y cambiar una rueda.

Cuando el gato eleva al coche, sustituye a la rueda como punto de apoyo del peso del coche, lo que la libera del contacto con el suelo y hace posible su cambio.

Una curiosidad de esta herramienta, es su nombre. A medida que se va elevando, esta herramienta se respinga y toma una forma romboide, lo que asemeja a un gato cuando se enfada, a lo que debe su nombre.

Se utilizan gatos no solamente para elevar coches, hay gatos para la elevación de camiones, aviones, cargas pesadas o maquinarias especiales.

Todas comparten un mismo principio, un punto de apoyo en el suelo y un sistema de elevación secuencial que eleva a voluntad del operador un objeto.

Tipos de gatos para coche

Hay gatos para diferentes usos, cargas y tipos de objetos a elevar. Por su naturaleza, objetivos y mecanismo de funcionamiento, se pueden clasificar los gatos en:

Gatos mecánicos

Este tipo de dispositivos, utilizan un sistema compuesto por un perno roscado y un husillo que recorre la rosca de manera de elevarse o contraerse de acuerdo al sentido de giro.

Se conocen como gatos de tijera, pues su forma asemeja a la herramienta de corte, elevándose más a medida que cierra.

Este tipo de gatos son bastante seguros aunque algo engorrosos de usar, requieren de la aplicación de una fuerza de torsión que se debe incrementar, a medida que el peso es mayor.

Es muy popular como parte del kit de emergencia de los coches. Su uso ocasional, bajo coste de producción, uso simple y facilidad de transporte, lo hacen el elegido por la mayoría de fabricantes de coches.

Es de destacar que este tipo de gatos, se hacen con una carga máxima soportada y pueden llegar a colapsar con excesos de peso, por lo que deben ser usados en los coches a los que han sido diseñados.

Gatos hidráulicos

El sistema hidráulico de funcionamiento de un gato es físicamente muy simple. El principio de Pascal, el cual indica que la presión aplicada sobre un fluido contenido, en un recipiente cerrado, se transmite de forma uniforme hacia todos los puntos.

Por lo tanto, un pistón de elevación es accionado por una cámara cerrada con un líquido contenido, por lo general aceite. Este líquido, reacciona a la elevación de presión interior y sube el pistón, elevando el objeto.

Los gatos hidráulicos, son muy populares en sitios en donde se requiere de la elevación de distintos pesos, volúmenes o que se usan muy frecuentes, como talleres mecánicos.

El gato “tipo botella”, es muy popular en la mecánica, por su fácil uso y practicidad en la elevación de coches u otro tipo de vehículos.

Existen otros sistemas de elevación como gatos neumáticos, accionados por aire comprimido, de gran capacidad y usados generalmente en la industria.

Cuando usemos un gato, bien sea hidráulico o mecánico, debemos tener una serie de medidas de seguridad.

Tips de seguridad al usar un gato

Al elevar un peso superior, debemos tener en consideración el riesgo que representa, pues los gatos pueden deslizar, colapsar o perder presión, causando lesiones y en algunos casos accidentes lamentables.

Estas son algunas de las principales medidas de seguridad:

  • La base sobre la que se fija el gato debe ser firme, estable y segura.
  • Se debe accionar el gato en un suelo estable y que contenga la totalidad de la base del gato.
  • Nunca se debe superar la capacidad de carga del gato.
  • Se debe fijar el extremo superior en las zonas del coche indicadas, nunca en partes móviles.
  • Usar caballetes, en caso de necesitar hacer alguna reparación debajo del coche.
  • Fijar el coche con anterioridad, accionar el freno de emergencia.

Un gato, es una herramienta de uso obligatorio e imprescindible para la reparación o cambio de una rueda. Aunque es de funcionamiento simple, debemos atender la seguridad y estabilidad del coche antes de usarlo.

Te puede interesar también

Rear view of modern car with brake lights on during rush hour

Distancia de frenado: 3 consejos prácticos

La distancia de frenado es probablemente el mayor elemento de seguridad en la conducción. La mayoría …

Professional chemical cleaning of car seats

Cómo limpiar los asientos del coche

Limpiar los asientos del coche no es tan complicado como parece, pero ciertamente se requiere …