Que es mejor llantas grandes o pequeñas

Llantas grandes o pequeñas: ¿cuáles son las diferencias?

Al comprar un coche, ya sea nuevo o usado, hay varios detalles a tener en cuenta. Uno de ellos es ciertamente el diámetro de las llantas: ¿Cuál es, sin embargo, la diferencia entre las diversas dimensiones? ¿Es solo un capricho estético? En este post intentaremos averiguar y matizar las principales diferencias entre llantas grandes y pequeñas, sus pros y contras.

Llantas grandes o pequeñas

Más allá del material, que suele ser de aleación (aluminio), acero o magnesio si nos fijamos en la gama alta del mercado, es muy importante elegir bien la medida de tu llanta. Normalmente las dimensiones más habituales van desde las 15 pulgadas hasta las 21 pulgadas, pero hay coches que pueden llegar incluso a las 23 pulgadas, pensemos por ejemplo en el nuevo Lotus Eletre eléctrico (en la foto abajo).

Claro, una llanta grande añade carácter y le da al automóvil un aspecto más deportivo… Pero ¿qué cambia en términos de dinámica de manejo?

Un Lotus Eletre eléctrico con llantas grandes

Cómo afecta el tamaño de las llantas al coche

A medida que aumenta el diámetro de la llanta, de hecho, disminuye el espacio físico para el neumático, que por lo tanto tendrá un hombro más delgado.

En términos de dinámica de conducción, tener una llanta grande significa aumentar la sensibilidad de la dirección, mejorando el manejo del automóvil, ya que tenemos más banda de rodadura que toca el suelo. Los flancos inferiores del neumático estabilizan la banda de rodadura y, además, la potencia se descarga mejor sobre el asfalto. Por lo que, en teoría, cuanto más grande sea la llanta, mejor será el control del coche.

Sin embargo, hay algunas desventajas.

Principales desventajas de las llantas grandes

Cuanto más grande es una llanta, más bajo es el hombro del neumático y esto significa que la amortiguación natural de los baches disminuye. Por lo tanto, hay una tendencia a sentir más vibraciones, además es más fácil dañar la llanta en agujeros o golpes. También existe un mayor peligro al aparcar el vehículo, ya que la llanta puede alcanzar la altura del bordillo más fácilmente. Así que, será más probable que acabes con rayar o dañar tus llantas grandes.

Un hombro muy bajo del neumático también aumenta el riesgo de aquaplaning, por lo que bajo la lluvia y frenando en mojado hay que tener más cuidado.

Pros y contras de las llantas grandes y pequeñas

Ojo con el invierno

Más allá de cierta medida, más allá de las 18 pulgadas, entonces es imposible montar las cadenas de nieve, por lo que en invierno estás prácticamente obligado a montar neumáticos para todas las estaciones o neumáticos específicos para nieve y barro.

Finalmente, también gracias a la movilidad eléctrica que ha puesto el foco en el problema, una llanta grande también es menos eficiente: con una llanta más pequeña el consumo es en promedio menor.

Por lo tanto, una llanta grande es muy bonita a la vista, pero puede tener implicaciones negativas. Así que recuerda siempre equilibrar el tamaño también de acuerdo con tus necesidades.

Sobre Muchoneumatico.com

Gracias por elegir el Blog de Muchoneumatico.com. Todos los días publicamos noticias y novedades del mundo del motor, con curiosidades, guías y consejos útiles para los que se mueven sobre ruedas.

Te puede interesar también

Michelin Pilot Alpin 5 neumáticos de invierno para superdeportivos

Michelin Pilot Alpin 5: neumáticos de invierno para superdeportivos

Si crees que montar neumáticos de nieve equivale automáticamente a una pérdida inevitable de rendimiento, …

Automóvil Mundial del Año todos los finalistas 2023

Automóvil Mundial del Año: todos los finalistas 2023

Las finales del premio Automóvil Mundial del Año patrocinado por Brembo comienzan hoy con el …