Portada / Neumáticos / Control de neumáticos en la ITV

Control de neumáticos en la ITV

El control de neumáticos es uno de los puntos fuertes de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), así que, para evitar problemas, procura que en el momento de pasar la revisión tus ruedas estén en perfecto estado.

Este examen desde hace unos días resulta mucho más exhaustivo, a raíz de la entrada en vigor del nuevo sistema de control.

Ten en cuenta que si tu ITV resulta desfavorable tendrás que volver a pasarla antes de dos meses con el problema ya resuelto. Y que, según donde vivas, tu vuelta a la inspección te puede costar bien cara. Sobre todo en la Comunidad Valenciana, donde por la segunda revisión se paga el 70 por ciento de la cantidad abonada en el primer examen.

Hay aspectos del estado de los neumáticos que no se pueden ver con una simple inspección ocular pero resulta sorprendente el alto porcentaje de conductores que pretende pasar la revisión con las gomas en mal estado y con el dibujo seriamente deteriorado.

Una moneda de 1 euro para pasar la ITV

Para evitar sorpresas inesperadas te ofrecemos un consejo que suele dar buen resultado. Basta con que introduzcas en el dibujo una moneda de 1 euro.

Si no se ve la parte dorada, puedes pasar la revisión con total tranquilidad, pero si queda a la vista, lo mejor es que cambies las ruedas antes de pasar la inspección.

No obstante, en el control de neumáticos también son determinantes otros aspectos como las medidas, que deben coincidir o ser equivalentes con las establecidas por el fabricante.

Los inspectores de la ITV pondrán mucha atención a los ejes del vehículo. Exigirán que en cada uno de ellos las ruedas sean del mismo tipo.

También estarán en alerta ante la posible existencia de deformaciones como hernias o algún tipo de rotura en la goma que se considere peligroso.

Se controlará la posibilidad de que haya cables que queden al descubierto o que aparezcan grietas o síntomas que apunten a la posible rotura de la carcasa.

Otro aspecto a revisar es el de la banda de rodadura; se vigilará que sea la adecuada.

Regroovable o Ω, cuestión de seguridad vial

Quienes hayan optado por la reescultura de sus neumáticos deben tener en cuenta que los revisores serán muy exigentes y no darán el visto bueno si no llevan la palabra ‘Regroovable‘ o el símbolo Ω.

Se vigilará además que el estado del neumático no provoque interferencias con otras partes del vehículo

Por último, si tu coche dispone de un sistema de autodiagnosis, los ingenieros medirán la presión del aire para comprobar su óptimo funcionamiento.

Se trata de una nueva manera de efectuar el control de neumáticos con la que se pretende incrementar los niveles de seguridad vial.

Te puede interesar también

Conducción con barro y nieve

Las características de los neumáticos de barro y nieve

Los neumáticos barro y nieve son aquellos que están fabricados para ser usados en las condiciones extremas …