Driving a car

Cómo conducir un coche automático: las claves de su conducción

Debido a que los antiguos cambios automáticos no eran muy ágiles, en nuestro país no hay costumbre de usar este tipo de cajas de cambios, lo que se traduce en que pocos sabemos cómo conducir un coche automático.

Cómo se conduce un coche automático

No es necesario hacer un curso para conducir un vehículo automático, pero os vamos a dar tres consejos para que la conducción sea más sencilla cuando os subáis por primera vez a un coche con este cambio.

Hay que dejar quieto el pie izquierdo

Si no sabemos nada de cómo se conduce un coche automático, lo primero que nos llama la atención es que no hay pedal del embrague. Eso significa que, a veces por costumbre, queremos usar el pie izquierdo y terminamos pisando el freno.

Para evitarlo hay que mentalizarse de que el pie izquierdo no sirve para nada en estos coches.

Nos aprendemos las posiciones de la palanca

Lo siguiente es aprendernos las posiciones de la palanca, que son varias y casi iguales en todos los coches automáticos. Para ello, lo mejor es usar el manual, ya que dependiendo de la marca de la caja del coche el uso de algunas de las posiciones puede variar, en especial la N y la P, que corresponden al punto muerto y a la posición de aparcar.

Se puede cambiar de forma manual

Aunque hayamos comprado un coche automático, en la inmensa mayoría de ellos vamos a poder cambiar de manera manual, bien poniendo la palanca de cambios en una posición específica o desde el volante.

Estos cambios nos pueden venir bien en algunas situaciones, como cuando queremos sacar toda la potencia al coche estirando al máximo las marchas.

Trucos para conducir un coche automático para conductores habituales de coches manuales

Todo el mundo tiene dificultades al pasar de una caja de cambios a otra. Por eso, hay una serie de trucos para conducir un coche automático que podemos emplear hasta que nos acostumbremos.

Pedal a fondo si necesitamos potencia

Uno de los mayores miedos al conducir un coche automático, en especial si no se puede cambiar de manera manual, es cómo obtener potencia para un adelantamiento.

En un coche manual bajamos un par de marchas, por lo que en uno automático hacemos lo mismo, algo que conseguimos dando un pisotón al acelerador. Las cajas automáticas de calidad interpretan esto como una demanda de par y bajan las marchas de inmediato.

Coger fuerte el volante para no intentar cambiar de marcha

Al principio vamos a querer alargar el brazo para cambiar las marchas, lo que puede ser peligroso y desastroso para la mecánica si movemos la palanca de una caja automática en marcha.

Para evitarlo, además de concentrarnos bien en lo que estamos haciendo, hay que coger el volante con fuerza, haciendo lo posible para no mover la mano en ninguna circunstancia.

Acostumbrarse a pisar el freno para cambiar de posición en parado

Por seguridad, y sobre todo para no estropear la caja de cambios, en los coches automáticos tenemos que mentalizarnos de pisar el freno para mover la palanca cuando estamos parados.

Muchos coches no arrancarán si no pisamos el freno, y para cambiar la posición de N a P, de N a D, o de D a R, habrá que pisar el freno, deteniendo el coche por completo antes de hacer esos cambios.

No todo el mundo sabe cómo conducir un coche automático. Hacerlo es cuestión de costumbre y de aprender muy bien las posiciones de la palanca y cuándo se usa cada una de ellas. Además, hay pequeños trucos para que la transición de un coche manual a uno automático sea lo menos traumática posible.

Te puede interesar también

General Tire ranking de sus mejores neumáticos

General Tire: ranking de sus mejores modelos de neumáticos

General Tire es una empresa del grupo Continental que produce neumáticos de precio asequible. La …

Continental presenta UltraContact

Si buscas un neumático de verano, el UltraContact de Continental es para ti

La marca Continental ha presentado recientemente su nuevo neumático UltraContact, un neumático de verano que …