Portada / Consejos / Cómo regular los faros delanteros de nuestro coche

Cómo regular los faros delanteros de nuestro coche

Los faros delanteros son elementos básicos de seguridad en nuestro vehículo. Para que puedan ayudarnos, no solo a ver, sino a ser vistos, es muy importante que se encuentren bien ajustados. Aquí veremos paso a paso cómo se deben regular nuestros faros, pero antes veamos el motivo por el que es tan importante tenerlos bien calibrados.

¿Por qué es importante tener los faros bien regulados?

El principal objetivo de los faros delanteros de nuestros coches es el de alumbrar correctamente la calzada por la que transitamos. Unas luces mal reguladas pueden suponer un riesgo en la carretera.

Si se encuentran demasiado bajas, no veremos correctamente la vía por la que circulamos. En ese caso, nuestro tiempo de reacción ante un elemento imprevisto (peatón, animal u otro) aumentará considerablemente.

Si, por el contrario, las luces se encuentran demasiado elevadas, pueden deslumbrar a otros vehículos que circulan en sentido contrario. De este modo, podría provocarse un accidente.

regular los faros del coche

Guía paso a paso para regular los faros

Para ajustar las luces debemos hacerlo en dos tramos. Primero, debemos comprobar la altura que tienen; luego, debemos moderarlas correctamente. Veamos cómo conseguirlo:

Primera fase

  1. Primero hemos de colocar nuestro auto en una superficie lo más nivelada posible. Es aconsejable que los neumáticos se encuentren con la presión adecuada.
  2. Buscamos una pared recta blanca y aparcamos el coche enfrente (a una distancia de entre 30 y 40 centímetros).
  3. Encendemos las luces del auto alumbrando hacia la pared blanca. Dibujamos una marca en forma de T en la zona que se encuentra más iluminada. Si no queremos pintar la pared, podemos emplear algún tipo de adhesivo.
  4. Ahora debemos comprobar si los faros se encuentran alineados, ya que es posible que solo uno de los dos se haya desnivelado.
  5. Alejamos el vehículo hacia atrás hasta una distancia aproximada de 10 metros con respecto a la pared. Desde ahí comprobamos la regulación de las luces.- Lo primero que analizamos es que el centro del área iluminada no se haya desviado de la línea vertical de la marca de la pared.- En la horizontal debe haber descendido unos pocos centímetros (aproximadamente, unos 5 con respecto a la señal).

Si alguna de estas dos comprobaciones no se cumple así, debemos regular los faros de nuestro coche.

Segunda fase

  1. Para poder comenzar a calibrar nuestras luces hemos de realizar una nueva marca. Utilizando la primera como guía, dibujaremos una nueva línea horizontal a unos 5 centímetros por debajo de la inicial.
  2. Ayudándonos del manual de usuario del coche, buscamos los tornillos de ajuste de los faros. Debemos encontrar los dos tornillos de regulación: el encargado de ajustarlos horizontalmente y el que los ajusta verticalmente.
  3. Los giramos hasta que la altura y la dirección sean las correctas, tomando como guía las marcas realizadas. Debemos ajustarlas por separado, ya que en ocasiones no están desniveladas en la misma proporción.

Siguiendo esta simple guía podemos regular los faros de nuestro coche sin problemas. También reduciremos el riesgo de accidentes.

¿Quieres tener más info de guías para tu seguridad?

Te puede interesar también

Cómo guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Cómo y dónde guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Si, en esta época del año, sueles guardar los neumáticos de verano y pasar a …

Descubre la mejor medida de neumaticos

¿Cuál es la mejor medida de neumáticos?

Los neumáticos son el componente más importante de cualquier vehiculo. Transforman la potencia del motor …