Portada / Coches / ¿Correa o cadena de distribución?

¿Correa o cadena de distribución?

La correa de distribución tiene el cometido de sincronizar el movimiento de las diferentes partes del motor. La correa de distribución llevó a una revolución, pues antes se usaban cadenas y los motores eran más complejos. La correa hizo que los motores cambiaran, aunque su excesivo ruido y alto coste llevó a que no todos los fabricantes se decantaran por introducirla en sus vehículos.

¿Cómo saber si nuestro coche monta una correa o cadena de distribución? Te damos la solución

Este aspecto no importa tanto mientras que el coche funcione bien, pero los problemas vienen cuando hay que llevar a cabo una reparación. Entonces, el problema reside en cómo reparar dicha avería, y sobre todo, a quién llevarlo para que sepa identificar si el coche tiene un sistema u otro.

No obstante, no debemos preocuparnos, porque distinguir entre un modelo y otro es más sencillo de lo que pensamos. En este post explicaremos ambos conceptos para que sepamos qué sistema está montado en el coche.

cadena o correa de distribución

¿El motor de nuestro coche está montado con correa o cadena de distribución?

– Cadena de distribución. Es una cadena metálica de eslabones, parecida a la de cualquier bicicleta, aunque con un toque de mayor robustez y grosor por los materiales, que suelen ser de aleación.

– Correa de distribución. Es una tira fabricada con caucho, goma y nylon. Contiene un estriado en su interior que queda acoplado a las poleas, que sirven de alternativa a los piñones de los sistemas con cadena. Además, muchos motores cuentan con una correa para elementos auxiliares como el aire acondicionado o el alternador.

– Cadena vs correa. Cabe decir que hoy en día es muy complicado apreciar la diferencia entre un motor con cadena y otro con correa con el capó bajado. Esto, unido a su mayor fiabilidad y exigencias mecánicas ha llevado a los fabricantes a volver a usar la cadena.

– Desgaste. La correa sufre un desgaste continuo con el paso del tiempo, mientras que la cadena de distribución tiene una mejor conservación. Además, esta última se mueve con poleas dentadas, de ahí que sea diseñada para no tener que cambiarse durante toda la vida útil del motor.

– Cambio bajo indicación del fabricante. La correa debe ser cambiada cuando el fabricante lo indique para así evitar un deterioro acusado que pueda derivar en la rotura total de la correa, y que en el peor de los casos, puede llevar a una rotura total del motor.

– Libro de mantenimiento. Para saber si llevamos correa o cadena también podemos acudir al libro de mantenimiento del coche, donde se nos indicará el tipo de pieza que llevamos bajo el capó y también el número de kilómetros que podemos hacer hasta cambiar dicha pieza, algo que suele oscilar entre 80 000 y 160 000 kilómetros.

Te puede interesar también

filtro de partículas del coche

Pasos para limpiar el filtro de partículas

Hoy en día podemos ver que el filtro de partículas es uno de los elementos …

como ahorrar gasolina

¿Cómo ahorrar gasolina?

Reducir el gasto de gasolina es una preocupación que está muy presente en todos los …