Connect with us

Consejos

Cuidado con la nube de polvo africano: así podrás conducir con seguridad

Stormy sea, wind blowing sand on the beach

En lo últimos días, varias regiones de España han sido invadidas por una intensa nube de polvo africano. Dejando a un lado la extraordinariedad de este espectacular evento, que tiñe de marrón claro nuestras ciudades, hay que decir que el tráfico urbano y extraurbano se ha visto comprometido por este extraño fenómeno natural. Aparte del viento, con la nube de polvo africana, la visibilidad de automovilistas, camioneros y motociclistas se reduce considerablemente. Con el consiguiente aumento de la accidentes de tráfico.

Qué es una nube de polvo africano

Con la palabra calima, o calina, se define una nube de polvo africano, proveniente del cercano Sahara. Poco saben que la distancia (en línea recta) entre el centro geográfico de España y el centro geográfico de Sahara Occidental es de apenas unos 1997 km.

Como mencionamos anteriormente, el primer problema de este fenómeno natural es una disminución considerable de la visibilidad. Tanto si conduces un coche, una moto, un scooter o un camión, si estás en medio de la calma, en caso de fuerte viento la visibilidad puede reducirse a unos pocos metros. Además, la arena fina que cubre el vehículo dificulta el uso de los limpiaparabrisas y tanto los cristales laterales, como la luneta trasera pueden quedar completamente cubiertas.

En segundo lugar, si conduce por una carretera que está total o parcialmente cubierta por los restos de la nube de polvo africana, también puede experimentar serios problemas de agarre. Especialmente en las curvas o bajo la lluvia.

La arena, muy fina y de acumulación lenta, acaba creando una capa resbaladiza donde los neumáticos (si tienen un nivel de desgaste excesivo, desequilibrados o incluso con una presión incorrecta) pueden perder adherencia y patinar en caso de un cambio brusco de dirección. o un freno de emergencia.

Long asphalt road with sand desert around. Concept of car travel and adventure.

Visibilidad y adherencia: tus armas contra la nube de polvo africano

Para poder conducir con total seguridad, como siempre, es fundamental revisar periódicamente tu vehículo. Hablemos del motor, luces, frenos, amortiguadores… Pero sobre todo del estado de tus neumáticos. La nube de polvo africano provoca lluvias de barro que reducen la adherencia y lo hacen más resbaladizo.

Circular por la carretera con el parabrisas cubierto de arena puede costarte una multa de 80 a 200 euros

Comprueba siempre el nivel de presión correcto de tus ruedas delanteras y traseras, especialmente si tienes que recorrer muchos kilómetros. Además, en el caso de los neumáticos de moto, esta sencilla operación podría salvarte la vida, ya que la nube de polvo africano reduce la visibilidad de quienes conducen coches y camiones, poco acostumbrados a comprobar el estado de la calzada, a diferencia de los más atentos motociclistas.

Asegúrate de haber llenado el depósito de los limpiaparabrisas con agua o líquidos adecuados para limpiar los cristales. En caso de calima, seguramente usarás los limpiaparabrisas durante varios minutos y mantener la vista frontal perfecta te ahorrará muchos dolores de cabeza.

Dusty windshield closeup.

10 consejos para conducir con la nube de polvo africano

  1. Controla el buen estado de los neumáticos, del parabrisas (puedes aplicar un repelente contra la lluvia), y de todas las luces.
  2. Rellena el deposito de los limpiaparabrisas y reemplaza las escobillas si están viejas o demasiado secas.
  3. Conduce respetando la distancia de seguridad, controlando el asfalto y evitando maniobras bruscas.
  4. Mantén limpios todos los cristales también por dentro evitando que se empañen.
  5. Ten encendidas las luces y, si lo consideras necesario, también puedes activar los antiniebla.
  6. Sigue con la mirada las luces del vehículo que tienes delante: te servirán como guía.
  7. Si el viento aumenta demasiado, busca reparo (junto a un muro, debajo de una gasolinera, dentro de un túnel o resguardado entre los pilares de un puente).
  8. Si la nube de polvo africano imposibilita la conducción, para en un lugar seguro.
  9. Evita las distracciones:  olvídate del teléfono móvil, apaga la radio, no fumes.
  10. Controla el comportamiento de otros vehículos, para poder predecir los movimientos y evitar accidentes.

Sun’s rays striking the windshield - DANGER !

Cómo limpiar el coche de la arena de la calima

¿Cómo debemos comportarnos cuando la nube de polvo del desierto deje de cubrir nuestra ciudad? Obviamente tendrás que ocuparte de limpiar tu coche, prestando atención, sin embargo, a las consecuencias de posibles infiltraciones de arena.

En cuanto a la limpieza exterior del vehículo, evita utilizar el lavado automático porque la arena fina presente en la carrocería puede favorecer los arañazos y pequeñas marcas provocadas por los grandes cepillos. El consejo es usar una pistola de aire comprimido para quitar la arena y luego una pistola de lavado normal.

Los verdaderos problemas pueden surgir si entran pequeñas cantidades de arena en el sistema de ventilación. Si su automóvil ha estado expuesto a la nube de polvo africano durante muchas horas o días, te sugerimos que cambie el filtro de aire del motor pero también los filtros del aire acondicionado.

También lava bien las llantas y pasa una aspiradora por dentro del habitáculo: seguro que encuentras algo de arena también entre los asientos, en las alfombrillas y en la parte delantera del salpicadero del coche.

Populares