Todo sobre la Resistencia a la rodadura

Resistencia a la rodadura: qué es y como se mide su coeficiente

Cuando hablamos de neumáticos de coche sabemos bien que es fundamental tener siempre presente que son uno de los elementos principales para viajar con seguridad. Los neumáticos deben estar siempre inflados a la presión correcta y sobre todo deben estar en buen estado, nunca excesivamente desgastados, como exige la ley. Veamos a qué nos referimos cuando hablamos de resistencia a la rodadura y qué debemos saber al respecto.

Qué es la resistencia a la rodadura

En concreto, la resistencia a la rodadura es una fuerza que actúa en sentido contrario al movimiento, durante el propio rodamiento de la goma. El neumático del automóvil, de hecho, se deforma debido al peso del vehículo, cambia en el área de contacto con la superficie de la carretera. Comienza el proceso que podemos definir como deformación del caucho, lo que provoca pérdidas internas de energía.

Para compensar la resistencia a la rodadura, el motor del automóvil debe proporcionar una fuerza específica. Sin embargo, este aumenta, junto a otros factores, como el consumo de combustible, y ciertamente no es un aspecto indiferente para los automovilistas, más ahora que los precios de surtidores son uno de los problemas más graves de nuestro país.

Hablando de números, podemos decir que según los expertos, reducir la resistencia a la rodadura en un 6% aproximadamente puede reducir el consumo de gasolina hasta en un 1%.

Resistencia a la rodadura y consumo de combustible

Claramente hay muchos factores que afectan el consumo de combustible de un coche. Entre estos, los principales son sin duda el peso del vehículo, el tipo de motor, la aerodinámica del coche, el estilo de conducción, la pendiente del camino recorrido, la presencia de sistemas que necesitan energía (como el aire acondicionado), las condiciones del tráfico en el que conduce, las aceleraciones repentinas y el nivel de presión de los neumáticos del automóvil.

La resistencia a la rodadura aumenta los consumos

¿Qué es el coeficiente de resistencia a la rodadura?

La resistencia a la rodadura de un neumático se puede expresar como fuerza o como coeficiente, en el primer caso en Newton, en el segundo RRC.

«El coeficiente de resistencia a la rodadura se define como la fuerza de rodadura (N) dividida por la carga del neumático (kN) (dependiendo de las condiciones de la prueba)».

En concreto, para obtener el coeficiente de resistencia a la rodadura se divide la fuerza de rodadura (N) por la carga de caucho (kN), en función de las condiciones del ensayo. El uso de este coeficiente tiene una gran ventaja, ya que facilita la comparación de neumáticos diseñados para adaptarse a diferentes coches.

Lo que debes comprender es que cuanto mayor sea la resistencia a la rodadura producida por los neumáticos del coche, mayor será la energía necesaria para mantener una velocidad constante del vehículo. Y es precisamente esto lo que conlleva una menor eficiencia de combustible y por tanto mayores costes de explotación, así como un factor medioambiental que no debe subestimarse, por tanto un aumento de las emisiones contaminantes de CO2 en los vehículos que disponen de motor de combustión.

Este tipo de problema también puede solucionarse gracias al diseño del neumático. En general, los principales fabricantes de neumáticos están invirtiendo mucho en I+D para ofrecer siempre más ruedas capaces de reducir el gasto de combustible (y de las emisiones).

Neumático con alta resistencia a la rodadura

Neumáticos baja resistencia a la rodadura

Los neumáticos, y en concreto la resistencia a la rodadura, son los responsables de aumentar el consumo de combustible hasta en un 20%, por lo que es un parámetro que debemos tener muy en cuenta a la hora de comprar. Al disminuir el consumo de combustible, las emisiones también disminuirán, lo que ayudará a limitar la contaminación.

Por ello, la clasificación energética se muestra en el etiquetado europeo, que calcula las emisiones de un neumático en una escala de la A a la G:

  • CLASE A son neumáticos más eficientes y con baja resistencia a la rodadura;
  • Entre las diferentes clases, el consumo de combustible aumenta en aproximadamente 0,1 litros cada 100 km;
  • La diferencia entre los neumáticos A y G es de 0,6 litros cada 100 km recorridos.

Etiquetado europeo resistencia a la rodadura.jpg

Mejores neumáticos baja resistencia a la rodadura para ahorrar gasolina

Los neumáticos que ahorran combustible requieren menos energía para rodar, lo que se traduce en una menor cantidad de combustible utilizado y, por lo tanto, ¡una reducción del impacto ambiental!

Los neumáticos de baja resistencia a la rodadura a menudo se denominan neumáticos energéticamente eficientes, neumáticos eficientes en combustible o neumáticos energy saver (ahorradores de energía).

La tienda online de Muchoneumatico.com te permitirá encontrar los mejores neumáticos de baja resistencia a la rodadura para tu coche, SUV, furgoneta o camión. Entre los mejores neumáticos de baja resistencia a la rodadura de las principales marcas, encontramos:

  1. Pirelli Scorpion Verde
  2. Michelin Energy Saver
  3. Bridgestone Ecopia
  4. Hankook Kinergy Eco
  5. Bridgestone Turanza T005
  6. Dunlop Blu Response

Ahorra gasolina con neumáticos baja resistencia a la rodadura

Te puede interesar también

Bridgestone Dueler AT002 equipo original del Lamborghini Huracán Sterrato

Bridgestone Dueler AT002 equipo original del Lamborghini Huracán Sterrato

¿Qué neumáticos calzará el nuevo Lamborghini Huracán Sterrato? El Bridgestone Dueler AT002 en 235/40 R19 …

Daños en en las banda de rodadura de los neumáticos: qué hacer

Daños en en las banda de rodadura de los neumáticos: qué hacer

Hay diferentes razones por las que los neumáticos de los coches pueden dañarse y esto …