Closeup of parked car on a city street side with new winter rubber tires

¿Cómo solucionar un flanco dañado del neumático?

Un flanco dañado puede haber sido causado bajo diferentes circunstancias. A la hora de conservar un neumático de coche, una conducción suave es de gran utilidad. Pisar un bordillo con la rueda o un defecto de fábrica pueden debilitar el flanco del neumático. Así que nada mejor que conocer este problema en detalle para evitarlo y solucionarlo llegado el momento.

¿Qué es un flanco dañado?

El flanco del neumático puede verse dañado por numerosas circunstancias. Esta es la parte de la goma que está encargada de proteger la carcasa, además de asegurarnos la unión con la misma. Los daños en esta parte llegan a ser muy peligrosos, ya que desgastan esta importante protección. Las rozaduras continuas contra bordillos, pisarlos o golpes fortuitos provocan grietas, ampollas y rasgaduras en los flancos. También la falta de presión continuada logra desgastar ambos flancos.

Closeup of parked car on a city street side with new winter rubber tires

¿Cómo detectarlo?

Como en otros desperfectos de los neumáticos, la vista es la herramienta indicada para detectarlos. Las ampollas son fáciles de ver, ya que forman una protuberancia sobre el flaco de la goma. Lo mismo pasa con los desgastes y las grietas. Los primeros son reconocibles por su aspecto plano, ya que parte del material de la zona ha ido desapareciendo con el tiempo.

Las grietas son de diferentes tamaños y profundidades. Revisando el neumático con los dedos, es posible encontrar las de menor tamaño. Las mayores saltan a la vista en casos graves. Así, con una sencilla revisión ocular, se encontrarán la mayoría de problemas.

Causas

Como ya se avanzaba, las causas tienen diferentes orígenes. Uno de ellos es la rozadura contra un bordillo. Esto sucede al aparcar y no medir las distancias entre neumático y acera. Pisar esta zona con la rueda puede generar ampollas por la deformación de la goma al sufrir el impacto que se produce al bajar del bordillo. También aparecen desgastes cuando la presión es baja, por la alineación del eje de las ruedas o una mala suspensión. Además, el estado del firme llega a causar rajaduras en el flanco, en especial cuando hay salientes en el asfalto.

Mechanic holding a tire at the repair garage. Replacement of winter and summer tires

Soluciones y maneras de prevenir este problema

El cambio de neumático es obligatorio cuando una grieta deja al descubierto las partes internas del mismo. Para las pequeñas es posible aplicar parches o rellenos. Y el desgaste, si es muy acusado, no tiene solución, ya que no cabe la posibilidad de que añadamos nuevo material a la rueda. La mejor prevención es cambiar los neumáticos de posición para favorecer un desgaste homogéneo y, sobre todo, aparcar con cuidado de no rozar el bordillo.

Conclusiones

Un flanco dañado terminará dañando la banda de rodadura de un neumático. Los flancos pueden verse afectados por muchos desperfectos, como grietas o desgastes. Una conducción cuidada y una revisión continua permiten anticiparse a los problemas.

Te puede interesar también

Pirelli 2023 neumático anti subviraje

F1: Pirelli estudia un nuevo neumático delantero para reducir el subviraje

Entre las muchas novedades introducidas este año en la F1 también las nuevas especificaciones de …

Uno de esos coches eléctricos

Apollo Tyres lanzará un neumático Vredestein para coches eléctricos

Apollo Tyres ha confirmado que en el transcurso de 2022 lanzará un nuevo neumático 4 …