Connect with us

Coches

Coches híbridos enchufables: las emisiones reales siguen siendo altas

Coches híbridos enchufables las emisiones reales siguen siendo altas

Los coches híbridos enchufables, también conocidos como PHEV, representan una de las «herramientas» para reducir las emisiones atmosféricas relacionadas con el sector de las cuatro ruedas, al menos en teoría. La posibilidad de operar también en modo cero emisiones representa, de hecho, un recurso importante para este tipo de vehículos que pueden operar de manera similar a los autos eléctricos y, si es necesario, cambiar a la movilidad «tradicional» con gasolina o diésel.

Por lo tanto, determinar las emisiones de los coches híbridos enchufables es un problema. Esta cifra, de hecho, está íntimamente ligada a la forma en que se utiliza el vehículo. Una nueva investigación de Transport & Environment (T&E) confirma que los automóviles PHEV tienen emisiones reales que aún son muy altas y, a menudo, superiores a los valores de homologación. En consecuencia, el impacto medioambiental de estos coches es significativamente superior al estimado por las pruebas.

Veamos, a continuación, los datos del estudio.

Las emisiones de los coches híbridos enchufables son superiores a los datos de homologación

El problema de las emisiones de los coches híbridos enchufables no es nada nuevo. De hecho, desde hace un tiempo, pruebas independientes analizan el comportamiento real de estos vehículos, destacando algunos puntos críticos muy concretos. En particular, existe un problema grave con las emisiones reales de los automóviles PHEV.

Los híbridos enchufables tienen emisiones superiores a los datos de homologación (basados ​​en ciclos de prueba estándar y no en uso real). Una encuesta encargada por T&E en 2020 ya destacó el problema. Después de unos dos años y medio, datos en mano, se hace evidente que los problemas aún no se han resuelto. Las emisiones alcanzan picos un 70% superiores a los datos declarados.

Coches híbridos enchufables las emisiones reales siguen siendo altas

La prueba de emisiones de los coches híbridos enchufables

La prueba de T&E, realizada por la Universidad de Graz, probó tres modelos PHEV:

Según los datos recogidos, en conducción urbana, en condiciones reales de uso, solo el Renault Mégane registró una autonomía en modo cero emisiones acorde con los datos declarados. El Peugeot 308 se detuvo al 53% mientras que el BMW Serie 3 al 74%. En dos de cada tres casos, por tanto, la autonomía en modo eléctrico es sensiblemente inferior a la declarada por el fabricante y certificada por los ensayos de homologación.

Cabe señalar que cuando se utiliza en modo híbrido (un funcionamiento que alterna el motor de combustión interna y el motor eléctrico en función de las necesidades y el estado de la batería), las emisiones reales son muy superiores a los datos declarados, incluso a partir de un 100 %. batería cargada.

La directora de Emisiones de Vehículos de T&E, comentó: “Los híbridos enchufables se venden como la combinación perfecta de una batería para todas las necesidades locales y un motor a largo plazo. Pero las pruebas del mundo real muestran que esto es un mito. En las pruebas de la ciudad, solo uno de los PHEV anunció autonomía eléctrica, mientras que los tres emiten más de lo que afirman en la conducción de cercanías. Los reguladores deberían tratar los PHEV en función de sus emisiones reales«.

Con los coches eléctricos se puede ahorrar respecto a los híbridos enchufables

Según los autores del estudio, el paso de un coche híbrido enchufable a un coche eléctrico (comparando dos modelos de similares características) garantizaría un ahorro neto a los automovilistas. Este ahorro está ligado a los menores costes de uso que garantizan los coches eléctricos. De hecho, la reducida autonomía en modo eléctrico de los híbridos conlleva mayores costes. En los tres casos considerados, se destaca que:

  • cambiar de un Peugeot 308 PHEV a un Citroën eC4 eléctrico ahorraría 4.800 euros al año
  • cambiar de un Renault Mégane PHEV a un Renault Mégane eléctrico ahorraría 1.300 euros al año
  • cambiar de un BMW Serie 3 PHEV a un Tesla Model 3 ahorraría 2.600 euros al año

Los datos de ahorro se refieren a un “conductor medio de la UE”.

Coches híbridos enchufables las emisiones reales siguen siendo altas

Populares