Portada / Neumáticos / Pros y contras de la rueda de repuesto

Pros y contras de la rueda de repuesto

La única opción que te permite circular sin ningún tipo de restricciones cuando has sufrido un pinchazo en un neumático es disponer de una rueda de repuesto completa.

¿Por qué está desapareciendo de los coches la rueda de repuesto?

Los fabricantes de vehículos y neumáticos aseveran que se han reducido tanto los pinchazos que apenas sucede uno cada 10 años, es decir, prácticamente la vida útil de tu coche. Esto junto a las alternativas a la rueda de repuesto mucho más compactas, económicas y ligeras la están haciendo desaparecer.

Ventajas e inconvenientes de llevar un neumático de repuesto

– Uno de los principales motivos por los que los fabricantes renuncian a la rueda de respuesto es el espacio. Hasta la “galleta” ocupa un espacio del que cuesta mucho desprenderse. Los maleteros de doble fondo sirven para alojarla o bien para situar una caja de herramientas, un kit antipinchazos, un equipo de sonido o un botiquín.

– Se ahorra peso. Importante en un momento en el que la eficiencia es fundamental y 20 kilogramos extra no ayudan a su optimización.

– Cuando no se oferta esta rueda, se ahorran costes. Aunque al adquirir algunos modelos de coches nuevos puede incorporarse, con coste adicional, eso sí.

Alternativas a la rueda de repuesto

– Losneumáticos Run Flat son una solución tan eficaz como cara para evitar sustituir una rueda. Te permiten circular durante unos cuantos kilómetros con limitación de velocidad.

Los fabricantes de vehículos y de neumáticos están realizando mejoras para que el neumático pueda mantener su forma a pesar de su baja presión, lo cual se traduce en neumáticos menos confortables.

– El kit reparapinchazos es la solución más popular, aunque la menos eficaz. Una espuma tapona el agujero y un compresor vuelve a inflar la rueda. Esta alternativa deja mucho espacio libre en el maletero, pero es temporal y no sirve para un reventón. Sella pequeños orificios exclusivamente en la banda de rodadura y es posible que el químico que contiene pueda inutilizar la rueda.

– Los neumáticos reforzados pueden circular sin aire unos 80 kilómetros, después hay que reemplazar la cubierta. La clave de esta alternativa es la existencia de un bloque de goma que al perder el aire soporta el peso del coche.

– La rueda de emergencia o galleta no presenta limitaciones de distancia pero sí de velocidad: no se pueden superar los 80 km/ h. Es la mejor opción, porque te permitirá llegar a destino.

– Las cubiertas autosellantes permiten que el pinchazo se repare solo. Llevan una espuma incorporada que hace que se tapone de manera automática el orificio. Tienen los mismos inconvenientes que los kits, pero se podría colocar una cubierta nueva porque no tiene un anclaje específico a la llanta.

Con todos estos datos ya puedes escoger si tener o no rueda de repuesto en tu vehículo.

Te puede interesar también

Los neumáticos y el cambio climático

Los neumáticos y el cambio climático están mucho más relacionados de lo que puedes imaginar; …