Connect with us

Coches

¿Por qué baja la temperatura del coche en carretera?

Sabes porque baja la temperatura del coche en carretera

Uno de los problemas que surgen a medida que se acerca el invierno, cuando bajan las temperaturas es el coche que se no calienta lo suficiente y la temperatura del motor baja. En este post, te explicaremos cómo solucionarlo cuando el sensor de temperatura del motor no parece funcionar. Veremos una serie de diagnósticos y comprobaciones a realizar cuando la temperatura del coche no consigue subir hasta niveles más coherentes con el uso de nuestro vehículo durante los meses más fríos.

Por qué baja la temperatura del coche en carretera

En la mayoría de los caso, el problema se debe a que el termostato no funciona correctamente y hace circular más líquido refrigerante o agua de la que debería.

La baja temperatura del motor es un gran problema que, especialmente en invierno, no debe subestimarse. Si bien puede causar menos daño que un motor que se sobrecalienta, un motor que no se calienta cuesta dinero y no funciona de la mejor manera.

En invierno, es normal que el puntero o indicador tarde un poco en moverse (generalmente en torno a los 80ºC es el régimen óptimo o media escala). Tras un arranque en frío, la válvula EGR, tan odiada cuando da problemas, ayuda a subir la temperatura del motor recirculando una pequeña parte de los gases de escape. (La válvula EGR tiene la función de volver a poner en circulación parte de los gases de escape, del 5 al 15%, para devolverlos al colector de admisión a fin de enfriar la temperatura en los cilindros y, en consecuencia, reducir las emisiones de óxido de nitrógeno).

Es evidente que cuando el motor permanece frío, las desventajas son tanto económicas (el coche frío consume más combustible) como prácticas (la calefacción del habitáculo no funciona).

Conduciendo cuando baja la temperatura del coche en carretera

Qué hacer si baja la temperatura del coche en carretera

Si la temperatura del motor no aumenta, notarás que la aguja del refrigerante permanece en ralentí incluso después de varios minutos de conducción. Por lo general, un automóvil en perfecto estado de funcionamiento y en temperaturas ambientales suaves, se necesitan entre 5 y 10 minutos de conducción normal para calentar el motor. Cuando tengas la impresión de que la temperatura del motor no sube, no saques conclusiones precipitadas, analiza las posibles causas siguiendo las recomendaciones del fabricante o póngase en contacto con el taller.

Las comprobaciones a realizar en secuencia son:

  1. controlar el sensor de temperatura del motor;
  2. quitar el termostato (válvula termostática) y comprobarlo en un baño de agua caliente midiendo la temperatura de funcionamiento;
  3. verificar la correcta activación del electro-ventilador, relé y cableado asociado.

Dónde está el sensor de la temperatura del motor

Una de las comprobaciones más fáciles de realizar cuando la temperatura del motor baja la temperatura del coche en carretera es en el sensor. Antes de preocuparse por dónde está, es útil reconocer los síntomas de un sensor defectuoso.

Los síntomas frecuentes de falla del «bombilla» de temperatura son:

  • Mínimo acelerado;
  • Mayor consumo de combustible;
  • Dificultad para arrancar.

El sensor de temperatura del motor

El funcionamiento del sensor de temperatura del motor es un «coeficiente negativo«: cuando el motor se calienta, la resistencia del sensor disminuye. Al ser una sonda de inmersión, está en contacto directo con el refrigerante, por lo que casi siempre se encuentra cerca de la válvula termostática o de los manguitos de refrigeración.

No siempre es necesario desmontarlo, a menos que tengas que sustituirlo y, si es necesario, rellenar el refrigerante. Para verificar el sensor de temperatura del motor, esencialmente necesita un multímetro y los conceptos básicos técnicos con el mantenimiento del automóvil. Las comprobaciones a realizar son hacia el sistema eléctrico del coche y hacia el sensor:

  • Desconecta el conector y mida el voltaje después de encender el panel (generalmente se debe leer un voltaje de 5V);
  • Mide la resistencia de los pines del sensor, considerando también el efecto ambiental (se puede considerar que a 25°C la resistencia varía entre 2 y 6 , mientras que a 80°C es de unos 300 Ω).

Repuesta refrigerante en tu coche

Populares