Portada / Neumáticos / ¿Sirve cualquier neumático para mi coche?

¿Sirve cualquier neumático para mi coche?

Circular con unos neumáticos que no se corresponden con los que debes montar en tu coche es algo sumamente arriesgado si no cumplen con las tablas de equivalencia de neumáticos.

Lo primero que debes saber es que cada coche viene con unas especificaciones concretas de los neumáticos y llantas que puede montar. También que cada tipo de neumático homologado para circular en la Unión Europea presenta un código en el flanco exterior con las especificaciones pertinentes. Este código debe coincidir con alguno de los neumáticos que figuran en la ficha técnica de tu vehículo o, en su defecto, corresponder a algún modelo que esté dentro de las tablas de equivalencia de neumáticos admisibles.

Consecuencias de circular con ruedas de coche inadecuadas

Las consecuencias de circular con unas ruedas de coche que no se ajustan a las especificaciones técnicas de tu vehículo pueden revestir un grave riesgo para tu seguridad, pero es seguro que lo supone para la legalidad de tu conducción.

Riesgo de seguridad

Tu coche está diseñado para ajustarse a unas características específicas de neumático que le dan los niveles de adherencia óptimos para circular. Esto influye en todos los aspectos: frenado, agarre en curva, consumo… Cualquier variación inadecuada influirá en las prestaciones, pero, además, el neumático ha de estar preparado para admitir unas cargas determinadas, por debajo de las cuales puede estallar y presentar deformaciones inadecuadas para una circulación estable y segura. También tiene unas características que determinan a qué velocidad se puede circular.

Si estas especificaciones se alteran y no cumplen con los mínimos exigibles, la estabilidad del vehículo se pone en un serio compromiso.

Riesgos legales

Si circulas con un neumático inadecuado corres el riesgo de que te paren y te sancionen seriamente. Otro aspecto importante es que se procederá a la inmovilización del vehículo de forma inmediata, ya que, mientras no se subsane el problema, el vehículo supone un riesgo para tu propia seguridad y la de otros conductores.

También te afecta, por supuesto, a las posibilidades de pasar la ITV que, con la nueva normativa, se ha puesto todavía más exigente en cuanto a neumáticos se refiere.

Qué es la equivalencia de neumáticos

La ley permite circular con los neumáticos específicos que la ficha técnica refleja o con aquellos que se consideran equivalentes, aunque sus especificaciones o nomenclatura no se corresponda con la especificada.

Por ejemplo, si tu coche equipa unos 205/55R16 y montas unos 185/65R16 estarás dentro de la legalidad, ya que es uno de los que figuran como equivalentes en las tablas correspondientes.

De esta forma un neumático equivalente es aquel que presenta una serie de características que se exigen como necesarias e idénticas al original de la ficha y algunas características concretas dentro de los límites de tolerancia específicos.

Reglas de equivalencia en ruedas de coche

– Que el límite de la capacidad de carga esté, como mínimo, igualado al original o lo supere.

– Que el diámetro exterior sea igual, aunque se admite una variación de +/- 3 %

– Que el código de velocidad sea igual o superior. En los neumáticos M+S se puede tener un nivel inferior.

– Ambos perfiles, el de la llanta y el del neumático, han de coincidir exactamente.

Cómo funcionan las tablas de equivalencia

Las tablas de equivalencia te presentan todas las alternativas posibles de neumáticos que cumplen las reglas de equivalencia respecto a los que puede montar tu coche. Existen utilidades en las que tan solo es necesario introducir el código de tus neumáticos y te presentarán una relación completa de las alternativas posibles que cumplen tu homologación.

Para conducir seguro en todos los aspectos, si quieres cambiar las ruedas de tu coche has de fijarte en la equivalencia de neumáticos.

Te puede interesar también

Las características de los neumáticos agrícolas

Cuando tienes que elegir neumáticos agrícolas es necesario que tengas ciertos conocimientos técnicos para hacer …