Portada / Tráfico / Cómo pasar la ITV de neumáticos

Cómo pasar la ITV de neumáticos

Los neumáticos son una de las piezas más fundamentales para la seguridad de un vehículo. Por este motivo se vuelve vital tenerlos en buen estado, en especial cuando vas a pasar la ITV. La inspección técnica revisará el estado de tus neumáticos para ver si son lo suficientemente seguros para circular. A continuación, veremos en qué condiciones deben estar las gomas para poder pasar la inspección con éxito.

Qué se revisará en la ITV de tus neumáticos

Antes de comenzar es importante aclarar que, al contrario de lo que ocurre con otros elementos del vehículo, los neumáticos no tienen defectos leves. Esto quiere decir que se consideran tan importantes para la seguridad que cualquier defecto puede hacer que tu coche no pase la inspección.

Cuando llevas tu coche a pasar la Inspección Técnica de Vehículos, se revisarán de forma visual los siguientes puntos:

– Los neumáticos del mismo eje son del mismo tipo.

– La profundidad del neumático es la adecuada.

Las dimensiones y las características del neumático para ver si está homologado y si las dimensiones coinciden o son equivalentes con las que aparecen en la ficha técnica de tu vehículo.

– El desgaste de las gomas, que se convertirá en un problema si es irregular en la banda de rodadura.

Deformaciones, ampollas, roturas y otras señales de que el neumático no está en buen estado, como puede ser en un caso extremo la salida de cables de la goma.

– La presión a la que se encuentran los neumáticos.

Estos son algunos de los elementos que revisarán en la inspección de tu vehículo. Antes de acudir a la inspección te recomendamos que revises adecuadamente tus neumáticos y, si hay algún problema, le pongas solución cuanto antes.

Neumáticos sin homologar

Existen conductores que equipan el vehículo con neumáticos que no son los que el coche trajo de serie. Esto es considerado una reforma en el vehículo y necesita una homologación

Para conseguir esta homologación es fundamental que los neumáticos que se monten sean equivalentes. De esta forma, no afectará negativamente a la seguridad del vehículo. La variación en el diámetro deberá ser de menos de un 3 %, el código de velocidad y el índice de la carga deben ser iguales o superiores a los del neumático de serie, y el perfil de la llanta deberá corresponder con el neumático.

Cómo asegurarte de que tus neumáticos pasan la ITV

Existen muchos talleres que realizan una inspección pre-ITV para asegurarte que el coche se encuentra en buenas condiciones. Pero si no quieres llevar el coche al taller para hacerle esta revisión, te daremos algunos consejos para que puedas revisar tú mismo el estado de los neumáticos. Esta revisión la puedes y la debes hacer en cualquier momento, independientemente de que vayas a pasar la inspección de vehículos. Es una cuestión de seguridad.

– La presión correcta. Medir la presión de tus neumáticos es tan fácil como acudir a una gasolinera y utilizar el sistema de aire gratuito que puedes encontrar en casi todas las estaciones.

Revisa las instrucciones de tu vehículo y comprueba que las gomas tienen el aire adecuado: ni más del necesario, ni menos, ya que esto podría ocasionar problemas.

– El dibujo. Debes comprobar que el dibujo es lo suficientemente profundo como para que pase la inspección.

– Deformaciones. Otro punto que debes tener en cuenta son las deformaciones que la goma pueda haber sufrido. Un neumático deformado no es seguro, y en ese caso no pasará la inspección.

En definitiva, antes de llevar tu vehículo a pasar la ITV, asegúrate de que cumple con todos los requisitos de calidad. De esta forma, no solamente pasarás la inspección con éxito, sino que circularás de forma segura.

Te puede interesar también

Nueva ley de tráfico 2018

Atento a la nueva ley de tráfico

Desde el pasado mes de febrero está en marcha una nueva ley de tráfico que acarrea sensibles …