5 consejos para el mantenimiento de los coches de segunda mano en verano

5 consejos para el mantenimiento de los coches de segunda mano en verano

Dados los precios cada vez más elevados de trenes y aviones durante el verano, además de las numerosas cancelaciones de vuelos a destinos en el extranjero, este año muchos españoles han decidido confiar en la comodidad de viajar en coche, disfrutando de flexibilidad, espacio para el equipaje y más ventajas. Por otro lado, a menudo es posible que tengas que hacer frente a viajes muy largos para llegar a los destinos de vacaciones, con vehículos desgastados o mal equipados.

El mantenimiento de los coches de segunda mano en verano

Aunque la decisión de viajar en coche por Europa puede traer varias ventajas para las familias y no solo, la posibilidad de encontrarse con inconvenientes y problemas que muchas veces derivan del desconocimiento de las necesidades del propio coche, sobre todo cuando te encuentras recorriendo cientos y cientos de kilómetros.

Por esa razón, hemos elaborado algunos consejos para evitar estos inconvenientes y hacer que viajar durante las vacaciones sea menos estresante, para los conductores, pero también para los pasajeros.

Tanto si tu coche tiene pocos años como si es un modelo reciente, durante el verano es mucho más probable que esté sujeto a problemas derivados del calor y el desgaste, dado por un uso más intenso que nos puede dejar por carretera con el coche averiado. Por eso es importante organizar una revisión o un servicio completo de su coche en talleres especializados, antes de emprender un viaje.

Evita problemas con tu coche de segunda mano en verano

Control del nivel de los líquidos

Antes de ponerse al volante, es importante comprobar que el coche tiene los niveles de líquido suficientes. Revisar el aceite del motor, los refrigerantes, la capa de líquido de frenos y el líquido de lavado no debe subestimarse para el éxito del viaje. Los más experimentados pueden comprobarlos ellos mismos en casa, en caso contrario se recomienda llevar el coche a un taller de confianza unos días antes de la salida.

Comprobación de neumáticos

El calor también es una prueba severa para las ruedas, puesto que aumenta el desgaste de los neumático y las altas temperaturas pueden ser responsables de las pérdidas de presión y otros problemas, especialmente si los neumáticos han estado completamente inflados.

Este control antes de la salida se convierte, por tanto, en fundamental para evitar encontrarse con los neumáticos pinchados. La adecuación de los neumáticos puede marcar la diferencia en el estado de seguridad de nuestro viaje en coche: unos neumáticos demasiado gastados al recorrer muchos kilómetros, pueden ceder o romperse, aumentando el riesgo de accidentes.

Controla los neumáticos en verano antes de viajar

Limpiaparabrisas

Durante la temporada de verano, el calor puede no ser el único problema al viajar en coche. Existe la posibilidad de toparse con lluvias y tormentas de verano mientras se conduce.

Si la escobilla del limpiaparabrisas está demasiado seca y dañada, no podrá eliminar el agua que cae sobre el parabrisas lo suficientemente rápido, impidiendo una visibilidad completa. Si se encuentra en tramos de autopista, unos limpiaparabrisas nuevos pueden marcar la diferencia.

Aire acondicionado

La comodidad de los pasajeros no debe subestimarse a la hora de planificar un viaje en coche y, durante el verano, es impensable afrontarlo sin un sistema de aire acondicionado que funcione correctamente.

Sin embargo, si no se utiliza correctamente, puede llevar a los pasajeros a viajar en una situación incómoda debido a la excesiva diferencia de temperatura entre el interior y el exterior.

La exposición prolongada puede provocar malestar general, dolor de garganta, dolor de cuello y articulaciones y, a veces, incluso náuseas. Se recomienda viajar a una temperatura no inferior a 21 o 22 grados, especialmente si los pasajeros llevan ropa demasiado ligera.

Configura bien tu asiento antes de viajar en coche

Ajuste del asiento del conductor

Mientras que para los pasajeros viajar en coche puede ser una oportunidad para relajarse, los que conducen no pueden permitirse el lujo de bajar la guardia, llegando en ocasiones a niveles elevados de estrés.

Una forma de aliviar la tensión es colocar el asiento del conductor de manera ergonómica, apoyando la espalda en el asiento y ajustando la distancia para que sus muñecas puedan tocar la parte superior del volante.

Manteniendo una postura correcta para coger el volante durante todo el trayecto, podrás evitar contracturas y dolores musculares a la llegada. Además, la correcta postura del conductor condiciona fuertemente su capacidad de control durante la conducción.

Te puede interesar también

Las ruedas Evobib

Neumáticos agrícolas: Michelin lanza su rueda evolutiva Evobib

La marca premium Michelin presenta un nuevo producto innovador para el sector. Se trata del …

Estos son los mejores neumáticos de invierno para la temporada 2022/23

Estos son los mejores neumáticos de invierno para la temporada 2022/23

ADAC, TCS y ÖAMTC probaron 33 neumáticos en los tamaños 185/65 R15 y 215/60 R16 …