Mechanic inspecting the suspension and brakes of car at workshop
Mechanic inspecting the suspension and brakes of car at workshop

Cómo funciona el freno de tambor de un coche

La mayoría de los conductores probablemente no saben cuál es la diferencia entre el freno de disco y el freno de tambor de un coche, conque vamos a explicar por qué son preferibles los primeros.

Qué es el freno de tambor de un coche

Al pisar el pedal de los frenos de disco, un cilindro maestro envía el líquido de frenos por los conductos hasta un cilindro maestro moviendo las pinzas, que hacen que las pastillas presionen un disco metálico provocando el frenado del vehículo. Un sistema simple y eficaz.

Sin embargo, en los frenos de tambor no existen tales discos: en su lugar hay un cilindro giratorio, denominado tambor, que está fijado interiormente al eje o a la rueda del vehículo. El proceso de frenado se realiza mediante la presión que ejercen dos zapatas contra dicho tambor.

Cómo son los frenos de tambor

La zona de contacto recorre toda la circunferencia del tambor durante el tiempo en que está pisado el pedal de freno, conque la fuerza de frenado de un freno de tambor es mayor que la de un freno de disco del mismo tamaño.

Por lo tanto, el uso de los frenos de tambor ahorra peso y dinero a los fabricantes, ya que son más baratos de producir. Además, un juego de zapatas de freno suele durar mucho más que un juego de pastillas, con lo que parece que todo son ventajas.

Pero no es así, porque los tambores no son tan buenos cuando se trata de la gestión del calor: con todos los componentes encerrados en el tambor en la placa de apoyo, la acumulación de calor es muy importante, lo que produce que en esfuerzos grandes el freno pierda eficacia.

Además, los frenos de tambor también son mucho más susceptibles de agarrarse: esto significa que las zapatas se pegan al tambor cuando soltamos el pedal. Si intentamos proseguir la marcha acelerando, corremos el riesgo de destrozar las zapatas y quedarnos sin frenos.

Cómo actúan y funcionan los frenos de tambor

El proceso de frenado comienza de forma muy parecida al de los frenos de disco, con el líquido bajando a los frenos desde un cilindro maestro. Sin embargo, en lugar de mover la pinza, el líquido de frenos entra en un dispositivo llamado cilindro de rueda, situado dentro del propio tambor de freno.

El líquido empuja dos pistones dentro del cuerpo del cilindro de la rueda hacia afuera, empujando las zapatas de freno contra el revestimiento interior del tambor de freno. Como el tambor está unido al buje, la fricción ralentiza la rotación de la rueda.

Un muelle situado entre los dos pistones y otro entre las zapatas se encarga de que todo vuelva a su posición original cuando se suelta el pedal de freno. Mientras tanto, un ajustador roscado se desenrolla gradualmente a medida que las zapatas se desgastan, lo que significa que la distancia que necesitan las zapatas para encontrarse con la superficie del tambor no aumenta con el tiempo.

¿Es el freno de mano de tambor?

Sí, el tambor es un sistema muy adecuado para los frenos de estacionamiento, ya que su uso es ocasional y en parado, por lo que no existen los problemas de fricción y calentamiento anteriormente reseñados.

Finalizamos diciendo que el freno de tambor de un coche se ha convertido en la opción de facto para los fabricantes de los modelos de baja potencia y más baratos. Pero el humilde freno de tambor sigue teniendo su utilidad a la hora de reducir costes, por lo que es poco probable que desaparezcan definitivamente del mercado.

Te puede interesar también

Claves para superar el miedo a conducir

Un estudio realizado por la Fundación del Comisionado Europeo del Automóvil nos dice que alrededor …

¿Cómo conducir con lluvia intensa?

Conducir con lluvia intensa, es una de las mayores situaciones de riesgo en la seguridad …