Connect with us

Consejos

Cargar coche eléctrico con placas solares

Cargar coche eléctrico con placas solares

Ayudas europeas, bonificaciones estatales, deducciones fiscales… No faltan oportunidades para obtener beneficios al enfocarse en la eficiencia energética y la movilidad eléctrica. Incluso en este momento se complica especialmente por la energía cara y el aumento de las facturas. Este es el punto de partida para formular hipótesis y soluciones alternativas, aunque parezcan poco probables (de momento, al menos).

Érase una vez que el metano se consideraba el máximo ahorro de energía para quienes conducían diésel o gasolina. Hoy, en cambio, ¿Cómo se puede limitar al máximo el gasto en combustible? ¿Será posible en futuro, cargar nuestro coche eléctrico con placas solares?

La solución al problema de la recarga de los coches eléctricos, que también trae consigo lo mejor para la protección del medio ambiente, proviene del mundo de la energía solar fotovoltaica y, en particular, del uso de inversores en el hogar que también son estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Este tipo de sistema, además de hacer el trabajo habitual de transformar la corriente continua que producen los paneles fotovoltaicos en corriente alterna para los usos domésticos, también tiene la posibilidad de funcionar como un columna de recarga para coches EV.

Algunos paneles solar

Como cargar coche eléctrico con placas solares

¿Cómo podemos recargar nuestros coches eléctricos usando placas solares? De una forma muy sencilla.

El exceso de electricidad producido por un sistema fotovoltaico a menudo se inyecta en la red y el gestor del servicio de energía paga alrededor de 20 centavos por cada kW no auto-consumido (a través del mecanismo de intercambio en el sitio). Un valor que hace más cómodo poder aprovechar (o almacenar en una batería ad hoc) esta energía.

Para maximizar el autoconsumo, gracias al cargador interno y al conector Tipo 2 suministrado, puede transferir el exceso de energía al vehículo eléctrico en lugar de transferirlo a la red. La acumulación de energía se convierte en tu coche eléctrico o híbrido enchufable, permitiéndote circular de manera efectiva sin pagar combustible, aprovechando la energía solar que producen los paneles. Una solución que, para quienes disponen de una vivienda que lo permite, combina el mundo de la fotovoltaica con la movilidad eléctrica, bajo el lema del autoconsumo de energía. Y que a su vez también se puede integrar con otra batería estacionaria.

Hablando de números, podrás recargar tu vehículo eléctrico con potencias desde un mínimo de 1 kW hasta 6 kW, consiguiendo aumentar la distancia del coche conectado al sistema hasta de 30 km en una hora.

Montan paneles solares para recargar coches

Qué necesitas para cargar coche eléctrico con placas solares

En la base de todo esta solución, por supuesto, debe haber un sistema fotovoltaico instalado de manera profesional con material de calidad que sea confiable en el tiempo. Elige un proveedor que tenga una garantía de 10 años y quizás paneles fotovoltaicos con una garantía de producción de 25 años para estar tranquilo.

Otro aspecto fundamental es la potencia del sistema fotovoltaico. Un coche eléctrico conlleva un aumento del consumo, por tanto de la demanda de kWh. Para tener una producción solar que cubra el consumo de la casa y de nuestro coche debemos tener una fotovoltaica que produzca al menos tanto como consumimos y quizás produzca un poco más. Es una buena práctica instalar hasta 1 kWp más.

Recargando un coche con los paneles solares

Cómo dimensionar un sistema

Para hacernos una idea de qué sistema necesitamos, basta con coger la factura de la luz y fijarnos en el apartado de consumo anual en kWh. Toma la cifra y divídela por 1.100 kWh si vives en el norte de España, 1.300 kWh si estás en el centro o 1.500 kWh si estás en el sur.

Saldrá la energía fotovoltaica que necesitarás. Por ejemplo:

  • consumo anual 5.500 kWh, vives en La Coruña. Fotovoltaica de al menos 5 kWp
  • consumo anual 5.500 kWh, vives en Valencia. Fotovoltaica de al menos 4,2 kWp
  • consumo anual 5.500 kWh, vives en Cádiz. Fotovoltaica de al menos 3,5 kWp

Los costes de una instalación fotovoltaica sin almacenamiento, por tanto sólo con paneles e inversores, incluyendo instalación y prácticas, oscila entre los 1.600€ y los 2.000€ por kW pico. Es decir, podríamos tener una planta de 3 kWp por 5.000 € y una planta de 6 kWp por unos 9.000 €.

Otro asunto si añadimos la batería de almacenamiento, los costes aumentan considerablemente junto con las ventajas y ahorros que obtendríamos, pero de esto hablaremos más en otras guías dedicadas. El retorno económico es entre 5 y 7 años dependiendo de los costos, el consumo y el tipo de incentivo gubernamental al que se acceda.

En cualquier caso, la recomendación siempre es pedir consejo a tu asesor energético o a tu técnico de confianza, apoyándote en profesionales del sector.

Populares