audi

Audi crea un laboratorio de seguridad para hacer frente a los ciberataques

El aumento de la digitalización y el constante avance de la conectividad de los sistemas informáticos pueden conllevar consigo, si no se toman las medidas oportunas, un riesgo para la seguridad, y los vehículos no son ajenos a ello. Como sabes, la evolución de los coches y el perfeccionamiento del software que llevan equipado pueden implicar el peligro de ciberataques a través de internet capaces de penetrar en sus sistemas, interferir en su funcionamiento y comprometer su seguridad.

Los profesionales de Audi AG no somos ajenos a este riesgo, por lo que nuestros ingenieros han creado, junto a Audi Electronics Venture GmbH, un laboratorio de seguridad encargado de investigar posibles incidencias que puedan ser aprovechadas por los “hackers”.

Mediante los teléfonos inteligentes y las conexiones wifi, los piratas informáticos podrían llegar a hacerse con tus datos personales y, también, acceder al software del coche. Ello derivaría en un peligro real para el usuario, más aún teniendo en cuenta los grandes progresos que se están llevando a cabo en materia de conducción autónoma del vehículo. El riesgo de interferir en la comunicación entre el automóvil y el exterior, imprescindible para circular de manera segura, es evidente.

Los vehículos de Audi están protegidos por nuestros “hackers”

Para evitarlo, en Audi contamos con nuestros propios “hackers”, que trabajan continuamente para tratar de localizar la posible existencia de puertas abiertas a esos ciberataques o de cualquier tipo de debilidad en el sistema.

Asimismo, desde Audi Electronics Venture colaboramos también con proveedores externos que trabajan igualmente en hallar esas posibles “puertas de entrada” antes de continuar con la producción. En el momento en el que los especialistas detectan cualquier tipo de debilidad y tienen éxito en la simulación de los ciberataques, revisamos nuestro software por completo.

La gran ventaja de nuestros especialistas respecto a los ciberdelincuentes es que conocen completamente su desarrollo interno, por lo que pueden localizar mucho mejor las potenciales vulnerabilidades.

La colaboración entre los expertos en seguridad informática y los desarrolladores es necesaria, pues la evolución de la conectividad y la conducción autónoma es imparable y la seguridad resulta indispensable para garantizar un adecuado uso del software.

Uno de los principales proyectos en los que trabajamos en Audi es la creación de una estructura en red que aísle unos sistemas del automóvil de otros, de forma que si uno es hackeado, el resto no se vean afectados, evitando así un fallo en cadena.

La preocupación de la industria automovilística ha sido hasta ahora proteger a las personas de las máquinas, pero el peligro de los ciberataques a través de internet ha motivado que también sea necesaria la protección a la inversa: mantener a salvo a los vehículos del uso delictivo de los individuos.

Te puede interesar también

reciclar neumaticos

Reciclaje de neumáticos: cuál es el proceso

Se estima que en España cada año se generan aproximadamente alrededor de 25 000 toneladas de …

coches mayores de 20

Los coches mayores de 20 años viven un nuevo auge

Los coches con más de 20 años, han sido desempolvados y han salido al mercado …