quemar neumaticos
Car tires with fire and smoke: 3D illustration

Quema de neumáticos: qué implicaciones tiene

Uno de los problemas medioambientales que más problemas ocasionan es la quema de neumáticos, ya que en dicha combustión se libera una cantidad importante de sustancias nocivas que inciden negativamente en el sostenimiento ecológico y que pueden llegar a provocar problemas muy serios para la propia salud de las personas.

Quema de neumáticos: qué dice la ley

Uno de los principales problemas existentes en España es la gran cantidad de neumáticos que se desechan cada año (los datos estiman unas 300 000 toneladas) y, con ello, el problema derivado para hacerlos desaparecer una vez que han cumplido su ciclo. En numerosas ocasiones para poder obtener energía se lleva a cabo la quema de neumáticos usados, aunque esto supone graves riesgos medioambientales y de salud para el ser humano.

Para paliar en parte toda esta problemática, el gobierno de España aprobó en el año 2005 el Real Decreto 1619/2005, el cual hacía hincapié en la prohibición de deshacerse de las ruedas usadas sin ningún tipo de control así como toda clase de depósito de neumáticos troceados en vertederos. Para ello, desde ese año se han empezado a aplicar distintas técnicas para poder reutilizar con garantías los neumáticos usados y dándoles una aplicación correcta en áreas tan importantes como energética, construcción de edificaciones y la pavimentación de la red de carreteras.

Asimismo, el Plan Nacional de Residuos marca un objetivo claro respecto a la quema de neumáticos usados: no incinerar más del 20 % de volumen de ruedas que se recojan, aunque atendiendo a las cifras actuales, España no ha logrado a día de hoy cumplir en su totalidad el objetivo marcado.

Implicaciones medioambientales de quemar neumáticos

Como ya se dijo anteriormente, el proceso de combustión de neumáticos trae consigo una serie  de problemas e implicaciones medioambientales que no deben pasarse por alto. En primer lugar incide sobre en el equilibrio y deterioro de la capa de ozono, puesto que en la combustión se liberan una serie de partículas (plomo, dióxido de carbono y mercurio, entre otras) altamente contaminantes.

Todas las cenizas que se propagan por el aire pueden acabar en terrenos naturales que pueden provocar su infertilidad, y que, cuando aparecen lluvias, pueden acabar infiltrándose al propio subsuelo y ensuciar de manera importante los acuíferos. Además, todas estas sustancias contaminantes pueden ir a parar a ríos y mares, lo que provoca de manera de manera irremediable la contaminación del agua.

Implicaciones para la salud de la quema de neumáticos

Al margen de las implicaciones medioambientales, la exposición por parte del ser humano a todo este tipo de partículas puede ocasionar importantes riesgos para la salud. Afectan principalmente al aparato respiratorio, trayendo consigo enfermedades respiratorias. Asimismo, la acumulación de estos agentes contaminantes puede acumularse en el tejido graso del organismo, lo que a la larga puede incidir negativamente en la aparición de distintos tipos de cáncer.

No hay que olvidar tampoco las posibles afecciones que puede sufrir una persona tanto en ojos y piel ante exposiciones prolongadas.

En definitiva, la quema de neumáticos usados tiene una serie de implicaciones negativas tanto para el medioambiente como para las personas. Por ello, se debe trabajar de forma incisiva en gestionar de forma correcta el proceso de reciclaje de los neumáticos, evitando con ellos los enormes problemas de estos residuos.

Te puede interesar también

Neumáticos Vredestein: todo lo que tienes que saber antes de comprar

Los neumáticos Vredestein son unos grandes desconocidos para el gran público, pero a la vez …

Turanza T005

Bridgestone Turanza T005: El mejor del verano

El Bridgestone Turanza T005, es uno de los mejores neumáticos de verano del año. Galardonado por …