Connect with us

Neumáticos

Kit antipinchazos: solución de emergencia ante averías

Publicado

el

Un kit antipinchazos puede arreglar una rueda pinchada

En relación con los neumáticos del coche, una de las adversidades más frecuentes con la que nos podemos encontrar es la de sufrir un pinchazo. Este contratiempo puede suponer una alteración en nuestros planes por interrumpir nuestro trayecto y en el peor de los casos poner en riesgo nuestra seguridad.

Una solución de emergencia es la de recurrir a un kit antipinchazos, una serie de herramientas que puede sacarnos del apuro ante una rueda pinchada. Te explicamos qué es, cómo funciona y alternativas como los neumáticos runflat o neumáticos antipinchazos.

Qué es un kit reparador de pinchazos: el «milagroso» líquido antipinchazos

Un kit antipinchazos, también conocido como kit de reparación de pinchazos o kit de emergencia para neumáticos, es un conjunto de herramientas y materiales diseñados para proporcionar una solución temporal a los pinchazos de los neumáticos de vehículos. Estos kits son especialmente útiles para conductores que se encuentran con un neumático pinchado y necesitan una reparación rápida para poder continuar su viaje.

Los elementos típicos que se encuentran en un kit antipinchazos incluyen:

  • Sellador de neumáticos: un compuesto líquido que se inyecta en el neumático a través de la válvula. Este sellador recubre el interior del neumático y, al girar la rueda, se distribuye uniformemente, tapando la fuga causada por el pinchazo.
  • Compresor de aire o bomba: un dispositivo pequeño y portátil para inflar el neumático después de aplicar el sellador. Algunos compresores pueden ser manuales, pero la mayoría son eléctricos y se pueden conectar al encendedor de cigarrillos del vehículo para obtener energía.
  • Herramientas adicionales: dependiendo del kit, puede incluir herramientas como pinzas, cortadores o incluso un juego de parches para reparaciones más tradicionales.

Reparar pinchazo coche con un kit antipinchazos

Si te dispones a reparar una rueda pinchada con kit antipinchazo debes seguir estos pasos:

1. Identificar el pinchazo: antes de comenzar, asegúrate de que el neumático está efectivamente pinchado y localiza el área del pinchazo, si es visible.

2. Preparar el vehículo: estaciona el vehículo en un lugar seguro y llano, enciende las luces de emergencia y, si es necesario, coloca triángulos de señalización.

3. Remover la válvula del neumático: utiliza la herramienta provista en el kit para quitar el núcleo de la válvula del neumático.

4. Inyectar el sellador: conecta la manguera del sellador al neumático. Inyecta el sellador según las instrucciones del kit.

5. Inflar el neumático: con el compresor del kit, infla el neumático a la presión recomendada.

6. Conducir una distancia corta: conduce unos kilómetros a baja velocidad para permitir que el sellador se distribuya uniformemente y selle el pinchazo.

Para que la reparación del pinchazo sea efectiva y segura, es aconsejable seguir las instrucciones del fabricante del kit cuidadosamente. También es importante no utilizar el kit si el neumático está visiblemente dañado o desgarrado y verificar la presión del neumático tras la reparación.

Limitaciones y consideraciones de uso

Si te ves en la tesitura de tener que reparar el pinchazo de una rueda de tu coche con un kit reparador pinchazos, debes tener muy presente que este tipo de herramienta es una solución temporal. Una vez hayas llevado a cabo la operación, visita un taller para una reparación o reemplazo definitivo lo antes posible y poder circular con seguridad sin exponerte a otro tipo de riesgos.

También debes tener en cuenta que este tipo de líquido para reparar pinchazos no se utilizan para reparar pinchazos de más de 6 milímetros o cualquier daño que se haya causado en el costado del neumático. No olvides tampoco la fecha de caducidad de este líquido sellador, pues si ha sido rebasada podría no funcionar con la eficacia necesaria.

Neumáticos runflat: la alternativa al kit antipinchazos

El kit antipinchazos nos permite seguir con la marcha llevando a cabo una operación más rápida que y menos farragosa que cambiar un neumático por una rueda de repuesto o por una rueda de emergencia. No obstante, existe otra posibilidad como es la de montar ruedas runflat o ruedas antipinchazos.

Los neumáticos antipinchazos funcionan gracias a su construcción reforzada, que permite que el neumático mantenga su forma y soporte el peso del vehículo incluso cuando está desinflado. Permiten al conductor recorrer una distancia limitada, típicamente entre 50 y 100 kilómetros, a una velocidad reducida, lo que brinda tiempo suficiente para llegar a un taller seguro. Si bien esta característica aumenta la seguridad al evitar la necesidad de cambiar el neumático en condiciones potencialmente peligrosas, puede influir en el confort de conducción debido a su rigidez comparativa.

Al comparar los kits antipinchazos con las ruedas runflat, ambos tienen sus ventajas y limitaciones: los kits antipinchazos son económicos, fáciles de almacenar y proporcionan una solución rápida en caso de emergencia. Sin embargo, son soluciones temporales y pueden no ser adecuados para todos los tipos de daños en los neumáticos.

Por otro lado, las ruedas runflat, aunque más caras y con opciones limitadas en estilos y tamaños, ofrecen una mayor seguridad y la comodidad de no tener que cambiar el neumático inmediatamente después de un pinchazo. Esta comparativa subraya la importancia de elegir la solución más adecuada según las necesidades y preferencias de cada conductor.

Precauciones para evitar un pinchazo en carretera

El kit antipinchazo es una solución para cuando el pinchazo ya ha tenido lugar. Este, aunque no siempre, se puede prevenir, y lo mejor es llevando un mantenimiento regular de las ruedas. Esto incluye verificar periódicamente la presión de aire para asegurarse de que esté en el nivel recomendado por el fabricante del vehículo, ya que los neumáticos con presión incorrecta son más susceptibles a sufrir daños. Además, es importante examinar el desgaste de la banda de rodadura y buscar signos de deterioro o daños, como cortes, grietas u objetos incrustados, que puedan predisponer a un pinchazo.

Otra faceta crucial es adoptar buenas prácticas de conducción. Evitar golpes bruscos contra bordillos, esquivar objetos en la carretera y conducir con precaución en terrenos difíciles son hábitos que ayudan a preservar la integridad de los neumáticos.

Gracias por elegir el Blog de Muchoneumatico.com. Todos los días publicamos noticias y novedades del mundo del motor, con curiosidades, guías y consejos útiles para los que se mueven sobre ruedas.

Populares