Mechanic checking vehicle tyre
Mechanic checking vehicle tyre

¿Cómo hacer que los neumáticos duren más tiempo?

Hacer que los neumáticos duren más tiempo, es una de las mayores inquietudes de los conductores.

A la pregunta de ¿Cómo hacer que los neumáticos duren más tiempo?, el cuidado de los neumáticos y el alargamiento de su vida útil es primordial.

Además de proteger nuestra inversión, las medidas de cuidado del neumático son necesarias en lo relativo a la seguridad vial.

Los neumáticos que mejores cuidados tengan en su estructura, banda de rodadura y flancos, responden de mejor manera a las condiciones de la carretera.

El agarre, la evacuación de agua y el desplazamiento uniforme se potencian con un neumático en perfectas condiciones. Sucede exactamente lo contrario cuando las estructuras externas e internas del neumático no están a punto.

Existen algunas circunstancias que son totalmente inevitables. Lesiones a la estructura como:

  • Pinchazos por objetos inadvertidos en la carretera
  • Deformaciones por impactos, derrapes o volcamientos
  • Rasgaduras o desgarros por piedras, ramas y otros objetos punzantes
  • Rotura de la válvula de inflado o del anillo interior del neumático
  • Desprendimiento de la banda de rodadura
  • Explosiones del neumático por excesos de presión en la cámara
  • Daños producidos por defectos de fabricación.
  • Otros daños involuntarios y/o inevitables

Estos daños pueden llegar a deteriorar el neumático en un punto irreparable y que ameriten su total destitución.

Sin embargo, a pesar de estos elementos, existen una serie de medidas de cuidado que alargan la vida útil del neumático y potencian la seguridad en la conducción

6 Medidas de protección del neumático

Las siguientes medidas te asegurarán que tu neumático llegue al final de su vida útil con las mejores condiciones.

Cuida los bordillos

Muchos conductores tienen la muy mala costumbre de aparcar sus coches con las ruedas contra el bordillo de la acera.

Esta mala práctica, hace que la presión interior del neumático aumente de manera artificial por la deformación del diámetro de la cámara.

El aumento de presión excede en algunos casos la capacidad de soporte de la válvula de inflado y dependiendo del tiempo o la profundidad de la deformidad, pueden desinflarlos.

Por otro lado, la presión del bordillo en la banda de rodadura puede causar deformidades en la malla de acero interior del neumático. Esto mismo sucede con aquellos que acostumbran a aparcar sobre la acera.

Además de incumplir las normativas de tráfico y que pueden acarrear multas, aparcar con parte del neumático sin soporte, puede lesionar el neumático.

El impacto reiterado contra el bordillo puede dañar la banda de rodadura, flancos y estructura del neumático.

“Quemar llanta”

Aunque se vea muy simpático en las películas o en las carreras de coches, hacer rodar de manera estática a las ruedas imprime un desgaste perjudicial.

5 o 10 segundos de esta práctica, se traduce en las ruedas como un desgaste de cientos de kilómetros de rodadura en la carretera.

Las famosas donuts o cualquier otra práctica que implique un desgaste inusual del neumático, acorta la vida útil de una manera acelerada.

Exceder el índice de carga y velocidad

En los laterales del neumático, se encuentran una serie de códigos. Estos números, hacen referencia al diámetro, ancho de banda de rodadura y perfil del neumático.

También hacen referencia al tipo de construcción, así como a los índices de carga y velocidad.

En un código alfabético se expone el máximo de velocidad que soporta el neumático sin perder condiciones. Asimismo, una numeración indica la máxima carga que soporta el neumático.

Esto es muy importante, pues, puede causar desinflado, deformación y en casos extremos explosiones del neumático por colapso de materiales. Esto último, puede ser causa de accidentes graves en la carretera.

neumatico correcto

Usar el neumático correcto

Además de usar la medida establecida por el fabricante para el tipo de vehículo, es muy importante estar atento a los diámetros del neumático.

Un neumático más grande del recomendado, puede golpear partes del salpicadero y producir lesiones de la banda y los flancos.

Por otro lado, usar neumáticos de uso exclusivo onroad para terrenos off-road, puede lesionar gravemente el neumático. Las condiciones irregulares del terreno y la densidad de los tacos o estructuras pueden deformarse y colapsar en condiciones extremas.

Los neumáticos de verano usados en invierno y viceversa, pueden, además de ser una seria causa de accidentes, lesiones en el neumático pues, los materiales no tienen la capacidad de soportar las condiciones ambientales.

Nunca usar químicos agresivos

Hay algunos conductores que en la búsqueda de una mejor estética del neumático, aplican ciertos productos perjudiciales.

Químicos agresivos, con disolventes, gasolina, gasoil, aceites u otros derivados de hidrocarburos, pueden debilitar las capas del neumático.

Debemos asegurarnos de usar componentes y productos especializados para la limpieza y embellecimiento de los neumáticos.

Almacenamiento

Durante las temporadas de invierno o verano, muchos conductores hacen el cambio de neumáticos para adaptarse a la temporada.

Si los neumáticos no se almacenan de manera correcta pueden deformarse o rasgarse irremediablemente.

Te puede interesar también

Caja de cambios automática: cómo funciona

La caja de cambios automática está ganando cuota de mercado con paso firme, ya que …

Los mejores modelos de neumáticos BF Goodrich

Los neumáticos BF Goodrich no son los más conocidos en Europa, ya que la marca …