Portada / Consejos / Neumáticos: los 10 mandamientos de la ITV que nunca suspende

Neumáticos: los 10 mandamientos de la ITV que nunca suspende

Como sabes, la mejor forma de nunca tener un accidente es tener tu coche en las mejores condiciones, y, naturalmente, es fundamental para ello que tengas las ruedas en perfecto estado.

El estado de los neumáticos es una de las cosas más importantes a la hora de evaluar el estado general de tu vehículo, y, naturalmente es un aspecto que valoran muchísimo en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Un buen consejo es que a la hora de cambiar tus neumáticos te asegures de que tienen la marca de homologación, ya que de este modo, te podrás ahorrar muchos problemas técnicos y sanciones por incumplimiento de las normativas vigentes referentes a estos elementos tan importantes para tu coche. Por si no lo sabes, los neumáticos que están homologados en toda Europa y cumplen con todas las normas de seguridad incorporan como marca la letra E encerrada en un círculo o rectángulo (que corresponde al país de certificación de la goma) y un número que indica que tipo de vehículo para el que está pensado el neumático, seguido del número de homologación compuesto por cuatro cifras.

Los diez mandamientos del estado de los neumáticos para no suspender en la ITV

Antes de pasar a enumerar los diez preceptos obligatorios de las ruedas en estado adecuado para que no te rechacen en la Inspección Técnica de Vehículos, es importante señalar que los errores posibles se dividen en dos subgrupos: defectos graves (DG) o defectos muy graves (DMG).

1. Los neumáticos deberán contener siempre la marca de homologación.

Esta marca contendrá la información relativa al país de certificación de los neumáticos, el código del tipo de vehículo para el que está pensado, y, por último, los cuatro dígitos que indican el código de homologación. En caso de no tenerla, se considerará un defecto grave.

2. Las ruedas tendrán las características indicadas.

Tanto las dimensiones como las medidas y características deben coincidir con las que están indicadas en la tarjeta ITV o, en su caso, en la homologación. Su incumplimiento se considerará un defecto grave.

3. Los neumáticos serán iguales a pares

Los neumáticos que monta tu coche, a la hora de la Inspección, deben ser iguales en marca, modelo, tipo, medida, en dibujo, carga e índice de velocidad. Serán iguales para cada eje, el trasero y el delantero. El incumplimiento de este precepto también será un defecto grave.

4. La profundidad cumplirá la reglamentación vigente

La banda de rodadura tendrá ranuras con la profundidad reglamentaria, de igual forma que las bandas no estén desgastadas en exceso. De lo contrario, se contabilizará un defecto grave.

5. Los neumáticos estarán en perfecto estado

Para evitar rechazos, los neumáticos no presentarán ampollas, deformaciones extrañas o roturas que hagan evidente que las ruedas no están en perfecto estado.

6. ¿Riesgo de reventón? No intentes pasar con esos neumáticos

El encargado de tu Inspección puede determinar que existe riesgo de reventón por ruedas en mal estado. Antes de llegar a ese punto, cámbialos.

7. Los elementos internos de la rueda, mejor dentro de ella

Es un Defecto Muy Grave que tus neumáticos dejen al exterior sus elementos, como por ejemplo los cables, o que la carcasa, se pueda intuir, que está rota.

8. Los neumáticos estarán correctamente montados

Otro defecto muy grave es que los neumáticos no sean compatibles con las llantas o que estén montados de forma incorrecta.

9. Los neumáticos no deben interferir con otros elementos del vehículo

De otra forma, se considerará defecto grave.

10. Los neumáticos resculturados estarán bien identificados

En los vehículos M, N y O así como en los de transporte de personas, mercancías y remolques se identificarán con la etiqueta adecuada.

Aquí tienes los principales defectos que pueden causar rechazo, algo que no te ocurrirá con tus ruedas en perfecto estado.

Te puede interesar también

¿Qué hacer con neumáticos en tu jardín?

La decoración es algo muy personal. Cada uno la adecúa a sus gustos, pero lo …