¿Qué pasa si le echo gasolina a diésel? Posibles soluciones

Equivocarse al repostar un vehículo de gasolina y llenar el depósito con gasóleo no es posible, ya que el diámetro de la entrada del depósito es inferior al de la boca diésel de llenado.

Sin embargo, sí puede ocurrirnos al revés. Las preocupaciones cotidianas y las prisas son malas consejeras, y una distracción puede provocar que utilicemos la manguera de gasolina para llenar el depósito de nuestro coche diésel.

Dependiendo de la cantidad de gasolina añadida y de nuestra actuación, la situación derivará en un incidente sin importancia, un problema fácilmente solucionable o una grave avería.

Qué pasa si le echas gasolina a un coche diésel

Si te has dado cuenta al instante y la cantidad de gasolina añadida es inferior a dos litros, no ocurrirá nada reseñable, siempre que a continuación llenes a tope el tanque con gasóleo.

Para cantidades superiores de gasolina, la recomendación es ser muy cautos y avisar a la asistencia para llevar el coche a un taller y proceder al vaciado del depósito. En algunas gasolineras con servicio mecánico pueden realizar la operación.

Los motores diésel antiguos sin turbo podían soportar proporciones bastante altas de gasolina, pero las mecánicas actuales son muy delicadas y rodar en esas condiciones es tentar a la suerte.

La cosa se complica si el llenado ha sido total y, sin darnos cuenta del error, hemos arrancado el coche. En este caso, es fácil que se averíe la bomba de gasóleo, los inyectores y casi todos los componentes internos del motor.

¿Se puede poner algo de gasolina a un coche diésel en invierno?

Sí, para ayudar al arranque cuando la temperatura ambiental es muy baja. Añadir una mínima cantidad de gasolina hará que el gasóleo gane fluidez sin que se alteren sustancialmente sus propiedades lubricantes. El porcentaje recomendado nunca debe superar el 2 %.

Es decir, en un coche con depósito de 50 litros añadiremos un solo litro de gasolina y después rellenaremos el tanque con gasóleo.

He puesto gasolina a un diésel para limpiar el motor. ¿He hecho bien?

No. Nuestra recomendación es evitar esa práctica: para que la gasolina se limpie eficazmente es necesario superar con creces el 2 % anteriormente indicado, lo que pondrá en riesgo la integridad de los componentes del motor.

En el mercado existen aditivos diseñados para ese fin que evitan cualquier posibilidad de dañar nuestro motor diésel.

Qué debes hacer y qué no si echas gasolina a un coche diésel

Salvo en el caso ya indicado de que solo hayas añadido un par de litros de gasolina, la única decisión prudente es avisar a la asistencia de inmediato, sin intentar arrancar tu coche.

Una vez en el taller, puede que el problema se solvente con un simple vaciado del depósito o que se precise una limpieza a fondo del circuito de alimentación de carburante.

En cualquier caso, no habrás averiado el motor y la intervención técnica no será muy costosa.

Lo que no debes hacer bajo ningún concepto

El gran error que puedes cometer es intentar arrancar el coche para llegar a un taller.

En el mejor de los casos, conseguirás llegar al taller, pero incrementarás la factura: la limpieza será más difícil y existirá una alta probabilidad de que se hayan dañado varios componentes mecánicos.

En un caso intermedio, el coche no arrancará o se parará casi de inmediato y habrás estropeado la bomba de gasolina, los inyectores y otras partes del motor.

Y en el peor de los casos, el vehículo se parará durante el trayecto a causa de una avería de gran envergadura que, probablemente, exigirá cambiar el motor.

Te puede interesar también

Miedo a conducir: trucos y consejos para superarlo

Todos hemos tenido alguna vez miedo a conducir, pero ese miedo suele ser pasajero y …

Timos de coches por internet: phishing car y otras estafas

Las estafas por internet son habituales en todos los sectores y ámbitos de la vida. …