Altas temperaturas: consejos para evitar el calor en el coche este verano

Llega el verano a España y con él las altas temperaturas, que sufrimos en todos los ámbitos y en especial dentro del vehículo. Las altas temperaturas en el coche son la norma hasta finales de agosto o principios de septiembre, un calor que puede perjudicarnos.

El calor en el coche puede llegar a afectar a nuestra salud, pues las temperaturas que se alcanzan consiguen provocarnos quemaduras, por lo que hay que seguir una serie de pautas para tratar de que esas temperaturas bajen el máximo posible.

Qué efectos tienen las altas temperaturas en el coche en nuestro organismo

Un coche a pleno sol puede alcanzar una temperatura de hasta 80 grados en el peor de los casos, un calor que tiene unos efectos muy adversos para nuestro organismo.

En los casos más extremos, las altas temperaturas en el coche pueden dar lugar a un golpe de calor que incluso puede ocasionar la muerte.

Llegar a esa situación es raro, pero mucho más común es tener problemas que sin ser tan graves sí que nos pueden exponer a un escenario en el que incluso podemos tener un accidente.

De entre todos los efectos que produce el calor en el coche, los peores son la somnolencia y la falta de atención, los cuales van unidos.

Cuando la temperatura es elevada, y sin que lo notemos, dejamos de prestar atención a lo que sucede en la carretera. Se han dado casos de conductores que han llegado a pararse sin darse cuenta y el sueño tampoco tarda mucho en aparecer.

Otro de los efectos es la agresividad, la cual hace que conduzcamos peor. Esta agresividad se asocia a la falta de confort térmico que hace que no nos encontremos a gusto en el coche, enfadándonos por cualquier cosa.

La capacidad de reacción también se altera, y hay estudios que han demostrado que un conductor sometido a altas temperaturas no ve una de cada cinco señales, con el peligro que ello implica.

Se puede decir que estos síntomas no se presentan de manera aislada, sino que una vez que aparece uno el resto irán apareciendo en poco tiempo.

Consejos para evitar el calor en el coche

Hay varias maneras de evitar el excesivo calor en el coche. No vamos a poder librarnos de él, pero al menos sí que evitaremos las temperaturas que pueden provocarnos un problema de salud.

¿Cómo usar el aire acondicionado?

El consejo más obvio para combatir las altas temperaturas es usar el aire acondicionado o el climatizador si los tenemos, algo que llevan la inmensa mayoría de los coches que circulan por nuestras carreteras.

Existen personas reacias a usarlo porque dicen que les perjudica la garganta, pero eso se puede evitar de una manera sencilla, cambiando los filtros cuando toca y poniéndolo a una temperatura adecuada.

Cuando entramos no hay que poner el aire acondicionado de inmediato, pues no notaremos una baja de la temperatura. Antes de sentarnos lo mejor es abrir todas las ventanas, dejarlas un minuto y seguir con ellas abiertas una vez iniciamos la marcha, para subirlas cuando notemos que la bajada de temperatura es notable. En ese momento encenderemos el aire acondicionado.

Usamos parasoles

Otro consejo es aparcar el coche siempre a la sombra si se puede. Además, al aparcar conviene poner un parasol en la luna delantera y otro en el volante, de manera que la temperatura interior bajará al menos una decena de grados y no nos quemaremos las manos al entrar.

Hay de varios tipos, pero los mejores son los que tienen una cara con aluminio, ya que además de tapar el sol, refleja sus rayos.

Hay que evitar las horas centrales del día e hidratarnos bien

Evitar las horas con las temperaturas más altas siempre que se pueda es otro de los mejores consejos que os podemos dar, especialmente entre las 12:00 y las 16:00, momento en el que el sol está más alto.

No debemos olvidar beber suficiente agua o refrescos bien fríos. Si estamos en ciudad podemos parar en cualquier supermercado, y en carretera podemos aprovechar la amplia red de áreas de servicios de la que disfrutamos.

Las altas temperaturas son peligrosas para la conducción. Provocan efectos nocivos en nuestro organismo que pueden llevarnos a tener un accidente, por lo que hay que hacer lo posible para que el calor en el coche no sea excesivo.

Te puede interesar también

¿Qué pasa si le echo gasolina a diésel? Posibles soluciones

Equivocarse al repostar un vehículo de gasolina y llenar el depósito con gasóleo no es …

Qué consecuencias puede tener en tu coche una correa de distribución rota

La correa de distribución rota es una de las averías que más tememos los conductores. …