Qué es el bimasa de un coche y su funcionamiento

Los coches actuales tienen una gran cantidad de piezas, tantas que no es posible conocerlas todas. Algunas como el bimasa del coche solo vienen a nuestra mente cuando en el taller nos dicen que tenemos un fallo, momento en el que nos preguntamos qué es el bimasa de un coche y lo buscamos en Internet.

Qué es el volante bimasa en un coche

El bimasa de un coche es una pieza mecánica que se coloca en el embrague o en el convertidor de par y que reduce las vibraciones al mínimo.

De hecho, podemos decir que tuvo parte de la culpa de la popularización de los coches diésel en los 90, pues pasaron de ser vehículos muy bruscos que temblaban como tractores a coches con unas vibraciones que no molestaban a los conductores.

Ahora también lo llevan los coches gasolina tricilíndricos con el fin de compensar las vibraciones.

Cómo funciona y consejos para su cuidado

El volante bimasa funciona acoplado al conjunto de embrague, sirviendo para transmitir la fuerza del motor a las ruedas de una manera más eficiente, absorbiendo las vibraciones que se producen y disminuyendo las fuerzas torsionales. Esto ayuda a que la conducción sea más refinada.

Los cuidados del volante bimasa son muy similares a los del embrague, pues aunque no forma parte del embrague como tal, sí que va acoplado a él.

De este modo, trataremos el embrague con mucha suavidad, tanto en el cambio de marchas como a la hora de arrancar, para lo cual pisamos el embrague antes de dar al contacto.

Evitar los acelerones también ayuda a retrasar el fallo del volante bimasa, por lo que si no los damos desde baja revoluciones nos durará más.

Llevar bien el sistema de arranque también favorece al volante bimasa. La batería, en los coches que lo lleve, tiene que ser de calidad con suficiente potencia para arrancar, y el motor de arranque debe estar en buenas condiciones. De lo contrario, en el bimasa aparecerán holguras que terminarán por llevarnos al taller antes de tiempo.

Cómo detectar averías en un volante bimasa

Si recordamos cómo funciona el volante bimasa no es complicado imaginar cómo podemos detectar sus averías.

Cuando un volante bimasa falla el coche comienza a vibrar más de la cuenta, algo que se nota más al ralentí y cuando vamos a bajas revoluciones, como cuando circulamos por ciudad.

No es raro escuchar ruidos procedentes del vano motor, de esos que nos dicen que los metales están rozando.

Oiremos los traqueteos del motor incluso al apagar el contacto, puesto que parará de manera muy brusca y haciendo un ruido bastante fuerte y desagradable.

¿Qué pasa si no cambio el bimasa?

El cambio del volante bimasa no es barato, pasando en casi todos los casos de los 1000 euros de manera holgada.

Por eso, hay conductores que se preguntan qué pasa si no cambio el bimasa, una idea que debemos quitarnos enseguida de la cabeza.

Las vibraciones irán afectando a todos los elementos de la mecánica, que no han sido diseñados para funcionar así, y con el paso del tiempo los platos que forman el volante se rompen, dañando el eje de transmisión y la caja de cambios.

Te puede interesar también

¿Qué es el catalizador de un coche? Sus funciones más importantes

Muchas personas se preguntan qué es el catalizador de un coche, pues no es una …

Qué son los caballos de un coche y cómo calcularlos

Uno de los términos más conocidos en el mundo del motor es los caballos de …