Portada / Coches / ¿Por qué pervivirá la conducción convencional?

¿Por qué pervivirá la conducción convencional?

El avance de la tecnología y la creación de los coches autónomos te lleva a pensar en más de una ocasión si estás preparado para abandonar la conducción convencional en favor de los coches que se conducen solos.

¿Desaparecerá la conducción convencional con los coches autónomos?

El avance en conducción autónoma frente a la conducción tradicional se desarrolla en marcas pioneras en coches eléctricos como, por ejemplo, Tesla. Este tipo de conducción tiene capacidad para frenar, acelerar, tomar el control en una curva e incluso cambiar de carril.

El ‘model S’, de Tesla, cuenta con la conducción autónoma al igual que otros modelos de la firma y está en constante actualización mediante un software. Los usuarios tan solo deben descargar las actualizaciones de la nube, que es donde las sube la empresa.

El coche dispone de multitud de sensores, que no hacen que una persona pueda desentenderse de la conducción por completo, pero sí que se puedan programar las salidas de la autovía, aparcar o cambiar de carril.

Los frenos, por ejemplo, van conectados a los sensores y el vehículo es capaz de detener o aminorar la velocidad ante la proximidad de un objeto. De esta forma se consigue evitar la mitad de los accidentes.

La consultora Ipsos realizó un trabajo con 11.000 personas en 11 países de la Unión Europea, en el que un 66 % de los participantes afirmaban querer seguir conduciendo su vehículo mediante una conducción convencional y el 69 % esperaba, además, que las generaciones futuras pudieran seguir disfrutando de la experiencia de conducir.

La empresa japonesa Mazda afirma que el objetivo es convertir la carrocería en la prolongación no solo del cuerpo sino también de la mente mediante la tecnología y el diseño. De esta forma, se conseguirá la conexión perfecta entre humano y máquina.

El conductor se centrará solo en el placer de la conducción y los coches autónomos actuarán como meros copilotos, sustituyéndolos en caso de una situación especialmente arriesgada. La conducción autónoma tiene el objetivo de mejorar el coche tradicional, no de eliminarlo.

El placer de la conducción

En el estudio se refleja que el 60 % de los españoles consideran como una experiencia especial el hecho de compartir el coche con amigos o familia. En Suecia, por ejemplo, el 73 % afirma haber conducido solo por placer y entre los italianos y británicos consultados, un 9 % prefieren la experiencia de la conducción frente al sexo.

En cuanto a los jóvenes de entre 18 y 24 años, apenas se sienten atraídos por los coches autónomos. En cambio, las personas de 25 a 44 años sí se sienten un poco más atraídas por esta nueva forma de conducción. Por tanto, parece ser que el futuro seguirá ligado a un sistema de conducción convencional.

Te puede interesar también

Sistema de ayuda a la conducción

Aprovecha los sistemas de asistencia a la conducción

El mundo del automóvil avanza a pasos agigantados, y consecuencia de ello son los cada …