Portada / Coches / Las expectativas de los coches eléctricos en España

Las expectativas de los coches eléctricos en España

Aunque cueste creérselo, los coches eléctricos son ya una realidad. No obstante, y aunque así sea, vamos muy a la cola en lo que a su implantación se refiere. La contaminación de las ciudades es una cuestión preocupante que ha llevado a los ayuntamientos a tomar medidas a través de un protocolo de restricción severa del tráfico, con el único afán de que la calidad del aire no continúe empeorando. Sin embargo, estas medidas tienen fecha de caducidad y a esta vienen pisándole los talones estos vehículos, que son el futuro del transporte urbano.

La situación actual de los coches eléctricos en España

Como ya te hemos comentado, la implantación de este tipo de vehículos en España deja mucho que desear. Existen unos requisitos mínimos por parte de UE previstos para el 2050 y, para cumplirlos, aún faltan en nuestro país cientos de miles de vehículos eléctricos.

Y es que, como español, lo tienes difícil si quieres adquirir y dar uso a un coche de estas características por varios motivos: no cuentan con precios competitivos —prácticamente, no hay competencia—, el número de puntos de recarga en nuestro país, más que escaso, es ridículo, y no son, precisamente, vehículos con demasiada autonomía.

¿Cómo se espera que esté España en un futuro en cuanto a esta tecnología?

A pesar de la situación de nuestro país respecto a estos vehículos, hay expectativas muy claras y que serán llevadas a rajatabla porque, además, cuentan con una fecha ya impuesta. Y es que la emisión de carbono ha promovido no solo iniciativas de estímulo y medidas estrictas para los conductores de grandes ciudades, sino que también se apuesta por una nueva forma de entender el transporte, cambiando los dañinos carburantes por energía eléctrica, un recurso renovable y sostenible.

Para empezar, se pretende que para el año 2030 se haya reducido la emisión de CO2 en un 40 %, todo un reto en el que hay que ponerse manos a la obra desde ya. Las medidas son tan drásticas, y hablamos de algo tan real, que se prevé prohibir la venta de vehículos con motor a combustión en un futuro no tan lejano, pues algunos países ya tienen el año del veto asignado. En España, hasta ahora solo hay fechas locales, sabemos que desde el 2025 únicamente podrán acceder al centro de Madrid estos vehículos.

Y finalmente, volviendo a las carencias, dificultades o impedimentos que se presentan en nuestro país, te interesará saber que se tiene previsto conceder ayudas económicas tanto para aquellos que desean adquirir coches eléctricos como para la necesaria instalación de distintos puntos de recarga. Y es que no se trata de una moda, sino que estamos ante un importante e inminente cambio en el sector de la automovilística.

Te puede interesar también

Por qué pervivirá la conducción convencional

¿Por qué pervivirá la conducción convencional?

El avance de la tecnología y la creación de los coches autónomos te lleva a …