Qué son los caballos de un coche y cómo calcularlos

Uno de los términos más conocidos en el mundo del motor es los caballos de un coche. Todos hemos escuchado hablar alguna vez de este concepto, pero no todos sabemos qué es realmente y qué implicaciones tiene para los propietarios de los vehículos. Así que vamos a ver qué son los caballos de un coche y cómo calcularlo.

Qué son los caballos de un coche

Existen dos tipos de caballos que podemos analizar en cualquier vehículo: los caballos de vapor y los caballos fiscales. Los caballos de vapor representan la potencia del vehículo. Es una unidad de medida de la potencia de un coche y se calcula tomando como referencia a la potencia necesaria para levantar en un segundo y a un metro de altura, un peso de 75 kg. Los caballos de vapor (CV) responden a la pregunta de qué significa cv en coches.

Pero también podemos encontrar los conocidos como caballos fiscales. En función de los caballos fiscales tendremos que pagar un impuesto sobre vehículos de tracción mecánica superior o inferior. También influye en el precio que vamos a pagar por asegurar el vehículo. Se conoce también como potencia fiscal y se obtiene a partir de la cilindrada y el número de cilindros del coche. Cuanto más caballos fiscales, mayores serán los impuestos a pagar.

Cómo calcular los CV de un coche

Si te preguntas cómo calcular los CV de tu coche es algo que puedes realizar fácilmente, aunque necesitas algunos datos para ello. Debes tener claro que la potencia de tu coche no solo se mide en caballos de vapor (CV), sino también en kilovatios (kW). Para consultar estos datos debes tener a mano la ficha técnica del vehículo, donde aparece la potencia real en kW.

Una vez hayas encontrado la potencia en kilovatios debes multiplicar esa cantidad x 1,36 para calcular los caballos de potencia que tiene tu vehículo. Si no encuentras la potencia en kilovatios de tu vehículo, también puedes conseguir la cifra de CV de tu coche calculándolas a través del número de cilindros del vehículo y de la cilindrada.

Para ello también debes realizar una multiplicación muy sencilla. Divide la cilindrada de tu vehículo entre el número de cilindros y lo elevas a 0,6. Este resultado lo multiplicas por 0,08 y conseguirás los caballos de potencia que tiene tu coche. Aunque es un cálculo un poco más complejo, puedes conseguir una cifra muy aproximada respecto a los CV de tu coche.

Los caballos de vapor (CV) es una cifra a la que cualquier propietario de un vehículo debe tener acceso, ya que le da información acerca de la potencia del coche. Además, es una cifra que cualquier comprador nos va a pedir a la hora de intentar vender el coche en el mercado de segunda mano para conocer en detalle el vehículo que desea comprar.

Ahora que ya sabes cómo calcular los caballos de un coche, tan solo te queda utilizar los cálculos que hemos ofrecido para conocer mejor tu propio vehículo.

Te puede interesar también

Cuántos km dura un coche y cuándo deberías cambiarlo

Hay dos que son las preguntas recurrentes en todas aquellas personas que tienen un vehículo: …

Etiqueta Eco en los BMW X3 y X4

La marca de coches BMW está apostando por introducir elementos ecológicos en sus nuevos vehículos. …