Portada / Neumáticos / Tipos de daños en el neumático. ¿Cuáles son los desperfectos más habituales en las ruedas?

Tipos de daños en el neumático. ¿Cuáles son los desperfectos más habituales en las ruedas?

El neumático es un elemento de seguridad de vital importancia en todos los vehículos que, por regla general, no suele recibir el cuidado y la atención que se merece. El mayor problema que nos encontramos al revisar una rueda es que la presión no es la recomendada por el fabricante y pocas son las personas que se encargan de revisarla de forma periódica.

Por otro lado, otro problema que se presenta con frecuencia es el desgaste anormal de las gomas. Cabe la posibilidad de que al observar los neumáticos de nuestro coche apreciemos que estén más desgastados por la zona central, por los hombros, que el desgaste sea irregular o que se produzca de forma más rápida por uno de los costados.

Tipos de desgastes

A continuación, analizamos las causas de los principales desgastes que sufren los neumáticos para turismo.

Desgaste rápido por un lado

Este problema es muy fácil de detectar viendo un neumático más desgastado por un lado que por el otro. Además, si pasas tu mano por la superficie de la goma te darás cuenta de que está rugosa.

La aparición de este desgaste es debida principalmente a una mala equivalencia de las ruedas traseras o delanteras o entre ejes. Para subsanarlo debes corregir el paralelismo del coche guiándote por las especificaciones que ofrezca el fabricante.

Desgaste irregular

Esta situación es más difícil de definir, ya que el deterioro puede mostrarse de distintas formas, aunque a simple vista seremos capaces de detectarlo. Suele aparecer con más frecuencia en el eje trasero como consecuencia de alguna erosión de la suspensión, mal uso de los neumáticos o irregularidades en el sistema de frenado, entre otras causas.

Para arreglarlo debemos comprobar de forma inmediata la geometría de ambos ejes y asegurarnos de que todos los componentes de la suspensión están en buenas condiciones.

Desgaste en la parte central

Aquí se ve cómo el dibujo de la zona central de la goma tiene un deterioro más exagerado que en los hombros. Lo más probable es que se deba a una presión excesiva, causando que la rueda se deforme y se apoye más por la zona del centro.

La mejor solución es regular la presión de la rueda ajustándola a la recomendada por el fabricante con los neumáticos en frío.

Desgaste superior en los hombros

Observaremos que el dibujo de la rueda está más erosionado por la parte de los hombros de la cubierta, siendo la zona central la que muestra mejor estado. Una baja presión puede provocar que se deforme y se apoye más con los hombros, causando el problema de igual forma que si los sobrecargamos.

La solución pasa por ajustar correctamente las presiones de las ruedas y prestar atención a la capacidad de peso máximo.

Daños en la estructura

Además de por desgaste, un neumático puede sufrir deterioros en su estructura que afecten de forma directa a la seguridad, como son:

– Rotura de la carcasa por fatiga. La apariencia del lateral de la goma puede manifestar un problema en su estructura (o una rotura) por falta de presión o sobrecarga.

– Daños localizados, como cortes laterales o en la banda de rodadura.

– Rotura de la carcasa provocada por una deformación desmesurada por impacto. Suele manifestarse con un bulto en la zona lateral.

– Goma agrietada. La rueda contiene grietas en la superficie que indican una erosión evidente en su estructura.

En cualquiera de estos casos, es recomendable acudir de forma inmediata a un especialista.

En definitiva, presta atención al mantenimiento de cada neumático, y al mínimo desgaste o daño que observes, cámbialo de inmediato si no quieres verte sorprendido por un percance en carretera y no dudes en comparar precios de neumáticos de coche.

Te puede interesar también

Código U.T.Q.G. (Uniform Tire Quality Grading): ¿qué tiene para decir de tus neumáticos?

Seguro que conoces todos los códigos que puedes encontrar en una rueda de tu coche, …