Portada / Consejos / Reparación de llantas: cuándo merece la pena
reparar llantas

Reparación de llantas: cuándo merece la pena

Aunque al ver desperfectos en las llantas de tu coche veas como primera opción invertir en reemplazarlas por unas nuevas, debes saber que existe la posibilidad de una reparación de llantas para que se vean como nuevas. Existen talleres especializados en reparar esos arañazos o abolladuras por roces en las aceras o suciedad acumulada. Solamente necesitas dedicar un poco de tiempo en el cuidado de tu vehículo.

Qué tipo de desperfectos se pueden reparar

Es necesario saber que es necesario arreglar las llantas, ya que no son solo un elemento decorativo del coche, sino que son fundamentales para una conducción segura.

Se pueden reparar desde arañazos mínimos, con una capa de pintura, hasta otros desperfectos mayores limpiando muy bien la superficie, lijándola y cubriendo los diferentes daños. Cuando el defecto de la llanta es muy grande, es mejor optar por llevar el coche a un taller o cambiar directamente la rueda.

Reparación de llantas según su tipo

Para hablar de las reparaciones de las llantas hay que tener en cuenta que existen varios tipos y que, según su material, van a ser más o menos costosos y su arreglo va a ser más o menos difícil. En ocasiones, la mejor opción va a ser cambiar la llanta por una nueva cuando la abolladura es de gran tamaño o se encuentran en muy mal estado, pero a veces nosotros mismos, limpiándolas y cuidando nuestro vehículo, podemos conseguir que se vean como nuevas.

Llantas de aluminio

Este tipo de llantas son las más comunes. Son aquellas que están fabricadas con aluminio y por ello son algo sensibles a los golpes y al agua de la lluvia, con lo que, con el tiempo dejarán de verse como nuevas. El precio de la reparación de llantas de aluminio es muy variado, ya que va a depender del desperfecto en cuestión. Podríamos llegar a pagar desde 140 € hasta 500 € aproximadamente.

Llantas con revestimiento plástico

Más baratas a la hora de fabricarlas y más ligeras que muchas de las opciones que se pueden encontrar en el mercado. La reparación del plástico no es sencilla, por lo tanto, en caso de tener desperfectos se suele cambiar la rueda al completo.

Llantas de aleación

Se trata de unas llantas de mayor calidad y, durante mucho tiempo, fueron las más usadas. Se fabrican a partir de una aleación de aluminio o de magnesio, lo que provoca mayor resistencia y dan lugar a una apariencia estética mejorada. En cuanto a su coste de reparación, este no es demasiado alto.

Llantas cromadas

Estas llantas se ven en coches estadounidenses a menudo, son muy brillantes, llaman la atención y dan prestigio a cualquier vehículo. Sin embargo, su precio es bastante elevado, al igual que el de su reparación.

En resumen, existen varios tipos de llantas de coches que se pueden reparar o no en función del desperfecto y los materiales con los que estén fabricadas. Es necesario ver si somos capaces por nosotros mismo, pero en general es recomendable acudir a un taller especializado para que el coche se vea como nuevo gracias a unas llantas cuidadas.

Te puede interesar también

luz sensor de presión de los neumáticos

¿Cómo reiniciar un sensor de presión de neumáticos o sistema TPMS?

Los neumáticos son un elemento muy importante de nuestro vehículo y por esta razón, desde …

Ventajas de la carga lenta para coches eléctricos

En la actualidad la mayoría de las empresas de automoción están sumándose poco a poco …