Portada / Consejos / ¿Conoces el límite de velocidad de coches, bicicletas y patinetes en ciudad?

¿Conoces el límite de velocidad de coches, bicicletas y patinetes en ciudad?

El tráfico en las ciudades nunca volverá a ser igual. Desde hace años, la sensibilidad medioambiental y la preocupación por contar con capitales cada vez más sostenibles, así como los problemas de contaminación atmosférica, han alentado la incorporación de dos nuevos medios de transporte: la bicicleta y los patinetes. Los límites de velocidad en las vías urbanas se están adaptando a los nuevos tiempos, con el fin de contribuir a una óptima convivencia entre todos los medios de transporte que actualmente coexisten.

La tendencia es a reducir cada vez más la tabla de velocidades en las ciudades, incluso el nuevo Reglamento General de Circulación está contemplando la posibilidad de fijar en 30 km / h (hasta ahora era 50) la velocidad máxima permitida en la mayoría de las vías urbanas.

Nuevos medios de transporte en las ciudades

Bicicleta

Según recientes estudios, la bicicleta es el medio de transporte urbano más rápido que puedes emplear para recorrer distancias cortas (hasta 5 kilómetros). Su velocidad media se calcula entre 12 y 15 km/h y, en las ciudades dotadas con carril bici, puedes evitar un buen número de paradas por semáforos en rojo, por lo que el trayecto suele terminar por compensar.

En ciudades españolas tan importantes como Zaragoza, 1 de cada 5 personas acuden al trabajo en bici. En general, 6 de cada 10 usuarios de este transporte son hombres, y más de la mitad no ha cumplido 40 años. Como la mayoría de los desplazamientos en ciudad duran menos de 5 kilómetros, y el problema de aparcar una bicicleta es, prácticamente, inexistente, puedes aprovechar tus dotes de ciclista para desplazarte con rapidez y disfrutando.

La velocidad máxima a la que puede circular una bici, o un ciclomotor, por la ciudad es 45 km/h, un dato próximo a los 50 km/h que actualmente se permiten a los coches. Pero como parece que esto va a cambiar a 30 km/h, ir en bicicleta resultará aún más interesante.

Patinete eléctrico

El boom urbano de los patinetes eléctricos ha sido espectacular… e imparable. Han llegado a las principales capitales españolas con la certeza de quedarse. Tan inesperado ha sido su desembarco, que muchas de ellas están llevando a cabo ya regulaciones y licitaciones para ordenar su gestión, como es el caso de la previamente mencionada Zaragoza.

Como vehículo de movilidad personal que es, debe adaptarse a las normas del reglamento de circulación, aunque existen algunos vacíos legales al respecto. En Valencia, una de las primeras localidades en divulgar el borrador de su ordenanza sobre los patinetes eléctricos, se establecen los límites de 20 km/h en carriles bici y 15 km/h por aceras bici.

Por las calles del centro deberán moverse más despacio, a 10 km/h. Sin embargo, la tipología de los patinetes eléctricos también determinará ciertas restricciones al respecto. No son los mismos límites ni las zonas permitidas de circulación para modelos de 1 metro, de 1,9 o de 3, los cuales no podrán ir por zonas peatonales.

Prudencia, porque también son vehículos

Hasta ahora, habíamos asociado la bicicleta y el patinete con el ocio o el tiempo libre. Quizás por eso, o por lo reciente de su incorporación al transporte urbano, tendemos a obviar algunas medidas de seguridad imprescindibles. Son vehículos, como un todoterreno o un camión, por lo que no solo tienes que respetar el código de circulación, sino también extremar la precaución, el sentido común y la prudencia al usarlos.

En todos los casos es necesario tener el vehículo en óptimo estado, contar con neumáticos adecuados según la medida de llanta, ser prudentes al conducir, adecuar la velocidad d viaje y respetar las señales, a los peatones y al resto de vehículos. Los patinetes eléctricos produjeron 300 accidentes en 2018. Y su uso todavía era incipiente. El futuro debe ser mejor.

Te puede interesar también

neumáticos reciclados para muebles

Neumáticos que se convierten en objetos reciclados

Entre los grandes problemas ambientales que tenemos están los neumáticos fuera de uso. En España, más …