Portada / Consejos / Cómo arrancar nuestro coche si se ha quedado sin batería

Cómo arrancar nuestro coche si se ha quedado sin batería

Si nuestro coche se ha quedado sin batería, hay varias cosas que podemos hacer para continuar con nuestra marcha. Aquí vamos a ver de qué maneras se puede arrancar un vehículo cuya batería se agotó.

Nuestro coche no arranca porque se ha quedado sin batería

Un auto puede dejar de arrancar porque la batería se ha descargado. Esto puede ocurrir por varios motivos, aunque los más frecuentes son dos. El primero es que la batería ha cumplido su vida útil y ya no funciona correctamente, por lo que se descarga de forma recurrente.

El segundo, y más común, es que nos hayamos dejado elementos eléctricos como las luces o la radio encendidos mientras el coche estaba apagado. Sea cual sea la razón por la que nuestro vehículo se ha descargado, tenemos varias opciones para volver a arrancarlo.

¿Cómo arrancar un coche sin batería?

Hay varias formas de arrancar un coche que se ha quedado sin batería: utilizar los cables con pinzas, llamar a la grúa, utilizar un cargador de batería portátil o arrancar el vehículo empujándolo.

Cómo arrancar nuestro coche si se ha quedado sin batería

1. Arrancar el coche con pinzas

¿Contamos con unas pinzas para arrancar la batería y tenemos a mano otro coche con la batería funcionando? Entonces, podremos arrancar nuestro coche. Para ello, deberemos colocar primero las pinzas rojas en los bornes positivos de ambos coches. Seguidamente, una pinza negra en el borne negativo del coche que tiene batería y la otra en el del coche sin batería. En ese orden.

A continuación, podremos arrancar el vehículo que tiene batería y mantenerlo a 2000 rpm durante unos minutos para, luego, tratar de arrancar nuestro coche. Si lo hace, podremos quitar las pinzas en el orden inverso en el que las pusimos.

2. Utilizar un arrancador

Si tenemos un cargador de al menos 8000 mAh, podremos conectar sus cables a los de la batería y tratar de arrancar. Recordemos utilizar el cable positivo con el borne positivo de la batería, y de igual manera con el cable y el borne negativo.

3. Llamar a la grúa

Aunque no es la opción más rápida, es la más fácil. Si no disponemos de pinzas ni tenemos otra alternativa, podemos llamar a la grúa. Cuando venga, el conductor podrá intentar arrancar nuestro coche con un aparato especial para ello. Si lo consigue, hará el mismo efecto que las pinzas y podremos continuar nuestro camino. Si no, la grúa se encargará de llevarnos al taller más cercano.

4. Arrancar el coche en movimiento

No es la opción más recomendable. No es posible utilizarla si la batería ha muerto, puede resultar peligrosa y solo es útil en coches con cambio manual. Sin embargo, esta maniobra nos puede sacar de un apuro. Empujando el vehículo o lanzándonos por una pendiente descendiente, pisaremos el embrague y pondremos la segunda marcha. Esperaremos hasta alcanzar unos 15 km/h. Cuando alcancemos esa velocidad, podremos soltar el embrague y el vehículo arrancará.

En resumen, si nuestro coche se ha quedado sin batería, tenemos varias opciones. Aunque, como hemos podido ver, lo más práctico es utilizar las pinzas o el cargador para recargarla.

Aquí un vídeo donde puedes comprobar las opciones que tienes para arrancar el coche.

Te puede interesar también

Cómo guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Cómo y dónde guardar los neumáticos de tu coche en invierno

Si, en esta época del año, sueles guardar los neumáticos de verano y pasar a …

Descubre la mejor medida de neumaticos

¿Cuál es la mejor medida de neumáticos?

Los neumáticos son el componente más importante de cualquier vehiculo. Transforman la potencia del motor …