Portada / Neumáticos / Viajas con un remolque o caravana: ¿qué deberías tener en cuenta?

Viajas con un remolque o caravana: ¿qué deberías tener en cuenta?

Llevar un remolque o una caravana enganchada a tu vehículo supone una serie de obligaciones y necesidades para que hagas una marcha sin problemas. Tienes que repasar varias cosas antes de circular, como si montas el neumático de caravanaadecuado, si circulas con el permiso correcto o si conoces los límites de circulación.

¿Qué neumático de remolques es el óptimo?

La mejor manera de responder a esta pregunta es que cojas la ficha técnica del remolque o de la caravana y compruebes lo establecido por el fabricante. Al remolque le pueden haber montado cualquier tipo de rueda para su venta, sobre todo si se trata de uno de menos de 750 kg que no necesita pasar la ITV.

Una vez que hayas comprobado si tu remolque monta las ruedas con las medidas que recomienda el fabricante, tienes que fijarte en el índice de peso que pueden soportar las ruedas que lleva y si es suficiente para la carga que transporta.

Comprobaciones adicionales antes de viajar, entre otras, la presión de los neumáticos

Hay varios aspectos que tienes que comprobar:

1. Anclar el remolque

Tienes que comprobar que está bien anclado al coche. Los remolques o caravanas suelen tener instrucciones para hacerlo correctamente.

2. Comprobar la presión de neumáticos

La presión de neumáticos varía según el peso que se transporta. Puedes comprobar las indicaciones del fabricante al respecto y que tus ruedas se encuentran dentro de esos intervalos.

3. Distribuye correctamente la carga

Reparte todo el peso por el suelo del remolque de manera que el centro de gravedad quede muy abajo y bastante cerca del vehículo, lo que supone entre 10 y 20 cm por delante del eje de los neumáticos.

4. Controla la cantidad cargada

Debes evitar sobrecargar el maletero para que el eje trasero del vehículo no baje demasiado. Hay coches que llevan sistemas para evitar hundirse por el peso.

Cómo conducir con remolque

Al llevar un remolque enganchado en el vehículo la forma de conducir no es la misma. Veamos:

1. Los límites de velocidad son menores

Los límites se reducen según el tipo de vía: en autovía y autopista son 80 km/h, en carreteras con 1,5 m de arcén, 80 km/h, en carreteras sin arcén de 1,5 m, 70 km/h y en vías urbanas, 50 km/h.

2. Mayor distancia de seguridad

Si haces una frenada de emergencia necesitas más metros para detenerte y el riesgo de colisión es mayor.

3. Comprueba que tienes el permiso necesario

El tipo del permiso que necesitas varía según el peso del remolque y el conjunto que forma con el coche. De manera que:

– Si el remolque pesa menos de 750 kg, permiso B.

– Si el remolque pesa más de 750 kg y el conjunto menos de 4.250 kg, el B96.

– Si el remolque está entre 750 y 3.500 kg, el B+E.

– En caso de remolque por encima de 750 kg y peso del conjunto inferior a 12.000 kg, el C1+E.

– Si tienes el permiso C+E, no hay límite de peso.

– El permiso D1+E es el exigido cuando el remolque pesa más de 750 kg y lo lleva un vehículo de menos de 8 metros y máximo de 16 pasajeros.

– Y el D+E, cuando el remolque pesa más de 750 kg y el vehículo no tiene limitación de pasajeros.

4. Alinear el remolque y practicar la marcha atrás

Antes de dar marcha atrás intenta alinear el remolque con el coche. Ten en cuenta que girar el volante a la derecha hará que el remolque vaya hacia la izquierda y viceversa.

El tipo de neumático de remolques, los permisos y la distribución de la carga son elementos vitales para una conducción sin peligros con remolque, así que realiza los chequeos necesarios. ¿Has llevado alguna vez un remolque? ¿Te ha resultado difícil?

Te puede interesar también

Consejos de conducción si la carretera está helada

La presencia de hielo en la carretera supone uno de los riesgos más complicados de …