Portada / Marcas / Akron, capital mundial del caucho

Akron, capital mundial del caucho

Luminoso de la antigua fábrica de Goodyear en Akron.
Flickr.com

Enclavada en el estado de Ohio, Akron es a día de hoy un espejismo de la que fue madre de la prolífica industria del caucho. Fue en esta ciudad donde se diseñaron los primeros neumáticos hace ya más de dos siglos, donde el primer dirigible de Goodyear levantó el vuelo y donde dos prodigios baloncestísticos que se vieron la caras en la última final de la NBA nacieron: LeBron James y Stephen Curry

La historia del caucho y de la propia ciudad de Akron van cogidas de la mano desde el siglo XVIII. El nombre de la ciudad, cuyo origen podría venir de los arkanos, una de las antiguas tribus griegas que tras la colonización Europea se estableció allí, se ha asociado a la industria del caucho desde mucho antes que los EEUU se enamorasen del automóvil.

A mediados del siglo XVIII, Akron cambió su condición de aldea a ciudad en 1865 motivado por el creciente interés por la goma que se había instalado en esta pequeña ciudad durante aquellos años. No fue hasta el 1869 cuando un visionario como B. F. Goodrich quiso hacer negocio fundando la primera compañía de goma. Los cambios originados por la revolución industrial hicieron que pronto (a principios del siglo XX) se acuñara el término de la “capital mundial del caucho” para referirse a la pujante Akron.

Akron duplico su superficie y aumentó su población en más de un 200% en los inicios del siglo por la ‘fiebre del caucho’, lo que el valió quedarse con el lema oficial de “capital mundial del caucho”

Akron fue la ciudad del país que creció más rápidamente gracias a los neumáticos para coche espoleada por la creciente industria automovilística norteamericana. Mientras la ciudad exportaba neumáticos económicos, importaba trabajadores para las fábricas de goma venidos desde muchos lugares, incluyendo Europa. En 1915, la familia O’Neil fundó la compañía General Tire y el gran almacén se convirtió en un símbolo de Akron. Desde 1915, la superficie de la ciudad duplicó su superficie desde los 29,38 kilómetros cuadrados a los 65,29. Lo mismo ocurrió con un aumento de la población de más de un 200% en una década, pasando de los 69.067 habitantes en 1910 a 208.435 en 1920.

Un cartel de Bridgestone preside uno de los accesos a Akron.

De la fiebre del caucho a la decadencia

Dos fueron las compañías que brillaron con más fuerza durante esta época de bonanza para la industria del neumático en particular y la estadounidense en general: Goodyear Tire y Rubber Company se convirtieron en el principal fabricante de neumáticos de América y fue aquí cuando lo que era un simple eslogan para referirse a Akron se convirtió en denominación oficial  de reconocimiento mundial como “capital mundial del caucho”.

En la actualidad, la ciudad es sólo un reflejo de la creciente Akron cubierta de oro y caucho. Muchas fueron las fábricas que durante la década de los 80 y 90 cerraron sus puertas debido a la enorme competencia del mercado local, a la expansión e internacionalización en la fabricación de los neumáticos y a la dura competencia que empezaba a hacer acto de presencia desde el mercado europeo y sobre todo asiático. Sin embargo, dos son los símbolos que mantienen la esencia de capital del neumático: Goodyear, que mantiene su sede en la ciudad, y Bridgestone, que conserva su centro técnico de operación para todo el continente americano. Dos titanes del mundo del caucho que mantienen una mirada de nostalgia sobre la que fue la próspera Akron y que no olvidan sus raíces dentro de un mercado con neumáticos baratos online cada vez más globalizado y competido.

Te puede interesar también

Michelin se une a Ferrari y Toyota como las empresas de automoción más reconocidas

La marca francesa ocupa el segundo puesto a nivel mundial La revista Forbes ha realizado …