Portada / Consejos / Problemas de una presión de neumáticos incorrecta

Problemas de una presión de neumáticos incorrecta

Llevar la presión adecuada de los neumáticos de nuestro vehículo se convierte en una cuestión fundamental de cara a nuestra seguridad y de los que van dentro del vehículo. Para evitar esto deberíamos tener en cuenta unos pequeños consejos como comprobar su presión al menos una vez al mes y antes de empezar un viaje largo (rueda de repuesto incluida), realizar la comprobación con el coche en frío o adaptar la presión a la carga que lleva habitualmente el vehículo.

En caso de no seguir estas pequeñas instrucciones es posible con que con el paso del tiempo nos encontremos con que la presión de nuestros neumáticos no es la adecuada. Ante esto, nuestro vehículo puede enfrentarse a diferentes problemas que pueden poner en riesgo nuestra seguridad.

Problemas con presión de neumáticos insuficiente

Uno de los mayores riesgos de llevar un neumático con una presión menor a la recomendada puede ser un reventón durante la conducción, algo que puede hacernos perder el control del vehículo. Esto es debido a que la resistencia del neumático es menor y en viajes largos podría sufrir demasiado y romperse. Dependiendo del eje en el que llevemos la presión insuficiente tendremos diferentes tipo de problemas. En el eje delantero por ejemplo podríamos sufrir un subviraje mientras que en el trasero podríamos enfrentarnos a un peligrosos sobreviraje, más difícil de controlar que primero.

La distancias de frenado aumentarán al igual que las posibilidades de sufrir el temido aquaplanning. Y todo esto sin olvidar el mayor desembolso económico, ya que la vida útil de unos neumáticos con una presión inferior a la adecuada se acortará considerablemente.

Problemas con presión de neumáticos excesiva

Una de las principales consecuencias de un exceso de presión del neumático del coche se encuentra en las situaciones de riesgo que esto puede generar. En este sentido todos los fabricantes de cubiertas coinciden en que a mayor presión de la recomendada existe un riesgo alto para la seguridad vial dado que aumenta la distancia de frenada. También, sobrevuela el riesgo de reventón, ya que un neumático con presión excesiva puede estallar con mayor facilidad al rozar o subir un bordillo o circular por calzadas de gravilla o con baches.

 

Te puede interesar también

aquaplaning

¿Cómo prevenir el aquaplanning?

Para prevenir el aquaplanning lo primero que debes tener claro es que has de llevar un mantenimiento …