Portada / Consejos / Medicamentos y conducción: cuáles debes evitar antes de conducir

Medicamentos y conducción: cuáles debes evitar antes de conducir

Medicamentos y conducción son dos conceptos que a veces no deben ser mezclados, sobre todo aquellos que pueden provocar sueño mientras conduces o mareos. Por ello, debemos ser precavidos a la hora de coger el coche si estamos tomando ciertos medicamentos.

Tener sueño mientras conduces, el efecto más común

Uno de los efectos más habituales de los medicamentos que más consumimos es la somnolencia y su consecuente pérdida de reflejos, que acarrea un mayor tiempo de reacción al volante, la alteración en la percepción de las distancias e incluso alteraciones a nivel muscular. Sin embargo, no es el único efecto, como veremos a continuación.

Tipos de medicamentos que pueden alterar la conducción

Pese a que la somnolencia es el efecto más común de los medicamentos que afectan a la conducción, hay otros síntomas que también pueden hacer más peligroso coger el coche. Algunos de los tipos de medicamentos que hacen la conducción más peligrosa son los siguientes:

Antidepresivos

Los más comunes son Fluoxetina (muchas veces comercializada bajo el nombre de Prozac), Paroxetina o Sertralina. Este tipo de medicamentos provocan sueño, mareos, visión borrosa, hipotensión y fatiga.

Analgésicos

Son medicamentos usados para reducir el dolor, ya sea muscular, de cabeza o artríticos. Son extremadamente comunes y aunque de primeras no demasiado peligrosos, pueden causar sueño y mareo si son consumidos en exceso.

Antitusivos

Usados para calmar las molestias de la tos improductiva, pueden provocar sueño.

Relajantes musculares

Pueden ocasionar somnolencia y visión borrosa.

Antipsicóticos

Son medicamentos usados para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la demencia e. incluso, trastornos obsesivo-compulsivos y alimentarios. Pueden causar alucinaciones y delirios.

Es importante tener en cuenta que estos efectos suelen verse potenciados por el alcohol y la combinación con otras drogas, ya sean de uso legal o no. Además, estos fármacos no afectan a todo el mundo por igual, por lo que consultar a nuestro médico de cabecera si podemos conducir es esencial antes de empezar a consumir algunos de ellos.

¿Son peligrosos los fármacos más comunes en España para la conducción?

Algunos de los principios activos más vendidos en España son el ibuprofeno, el omeoprazol, el Paracetamol, el tramadol, el lorazepam, el alprazolam, el bisoprolol y el ácido acetisalicílico, entre otros. De esta lista, solo el lorazepam (vendido bajo el nombre comercial de Orfidal o Ativan), el alprazolam (conocido como Xanax o Trankimazin), el tramadol (conocido como Adolonta o Durela) y el bisoprolol (perteneciente al grupo de los betabloqueantes) afectan a la conducción.

El problema entre medicamentos y conducción no solo estriba en provocar sueño mientras se conduce, sino en que también pueden provocar falsos positivos en controles antidroga. Sustancias como el ibuprofeno o las benzodiacepinas han dado falsos positivos en el pasado, por lo que es clave consultar a nuestro médico si podemos contar con su justificante.

Te puede interesar también

Creencias erróneas del ciclismo: ¿seguro que los neumáticos anchos de bicicleta son más lentos?

La anchura o sección de los neumáticos de ciclismo depende directamente de la anchura de …