coche antiguo

¿Quién inventó el coche?

Quién inventó el primer coche parece ser una de las dudas más grandes de la historia moderna. Todos sabemos su innegable utilidad y aunque parezca mentira muy pocos parecen interesarse quien creó uno de los inventos más revolucionarios de la historia de la humanidad.

Muchas personas creen erróneamente que fue Henry Ford el inventor del primer coche del mundo. Esta confusión radica en que fue Ford quien popularizó esta máquina destinada a los más ricos y la hizo asequible al trabajador promedio.

Sin embargo, Ford ni de lejos fue el inventor de esta maravilla moderna. De hecho, Ford era mecánico de coches mucho antes de lanzar su mítica cadena de producción. Sorprendentemente, fue Leonardo da Vinci quien creó por primera vez un boceto de un vehículo autopropulsado sin necesidad de tracción animal.

No obstante, los planos de Leonardo, no son sino bosquejos de una idea no materializada y que acumula los cientos de inventos del genio que nunca fueron puestos en práctica.

La invención del coche: Pelea histórica

El coche se le atribuye a varios inventores, en este sentido los historiadores no parecen ponerse de acuerdo sobre la paternidad del coche.

Aunque la primera patente de un vehículo autopropulsado por un motor de combustión interna le pertenece al alemán Karl Benz.

Benz en 1832, logró ensamblar un vehículo que se impulsaba por la combustión interna de un motor alimentado por gasolina.

Sin embargo, muchos años antes, el francés Nicolás-Joseph Cugnot había completado la construcción de un automóvil propulsado a vapor en 1769. Este vehículo de Cugnot, era extremadamente costoso, pesado y de difícil conducción.

Por lo tanto nunca pasó de una novedad que llamaba la atención pero sin concebirse como una solución de movilidad factible.

El vehículo del francés se concibió entonces como una herramienta para el transporte de materiales pesados para el ejército galo.

Nunca llegó a implementarse por considerarse impráctico y que requería de una logística asociada muy costosa para el esfuerzo de guerra en comparación con los vehículos impulsados por tracción de caballos.

Para que nos hagamos una idea de la monstruosidad del coche inventado por Nicolás-Joseph Cugnot, que en una de las pruebas de conducción chocó con una pared y la tiró al suelo como una pila de cajas.

Este coche llevaba una caldera en su parte delantera que se alimentaba con carbón y era un armatoste pesado, bastante infuncional.

Años más tarde, un escocés de nombre Robert Anderson, produjo el primer coche eléctrico de la historia.

Este invento rodaba con la propulsión de baterías no recargables, costosas y que solo podían impulsar el coche a 5 kilómetros por hora con una autonomía de algo más de una hora.

motor a gasolina

Karl Benz: El primer motor a gasolina

El ingeniero alemán Karl Benz, logró fusionar los inventos fallidos de sus antecesores e inventó un motor de 4 tiempos impulsado por la combustión interna de gasolina y aire.

El motor propulsaba una carrocería descubierta con una rueda delantera de dirección manual y dos ruedas traseras de equilibrio.

Una de las mayores habilidades de Benz era su visión empresarial y lo primero que hizo al hacer funcionar su prototipo fue patentarlo.

Esta patente en el registro teutón en 1839, se transformó en el certificado de nacimiento del coche actual y posiciona Benz como su padre.

Los coches eran máquinas de un muy elevado coste de producción, que se hacían bajo demanda y que solo eran accesibles a las clases más altas de la sociedad.

El precio de un coche, podría significar la suma del sueldo de un trabajador por dos vidas y media, es decir, imposibles de alcanzar.

El número de coches en las calles europeas no llegaba sino a unas cuantas decenas, pues solo era adquirido por los más ricos como un símbolo de estatus.

Gracias a Ford tenemos coches

La vida del coche tenía los días contados, incluso los acaudalados señores europeos lo consideraban como un lujo innecesario y que no suponía una ventaja práctica.

Sin embargo, un pequeño granjero de Michigan con uno de los genios más grandes de la historia, cambió esto para siempre.

Ford concebía como imposible que el trabajador promedio no pudiera adquirir un coche y pensaba que la ineficiencia podría hacer desaparecer un invento maravilloso.

Ideó una forma de fabricación que aligeraba la producción de un coche y a su vez, reducía el precio a menos de una cuarta parte.

La solución de Ford, fue fabricar cada parte del coche por separado y en simultáneo. Posteriormente, cada parte se ensamblaba en lo que denominó cadena de producción.

Esto permitía a Ford, producir en menos de un día un coche desde 0. Con la incorporación de trabajadores, máquinas y la automatización, pronto Ford Motors Company fue capaz de satisfacer la explosiva demanda americana.

Como se dice: “el resto es historia”.

Te puede interesar también

¿Qué es el catalizador de un coche? Sus funciones más importantes

Muchas personas se preguntan qué es el catalizador de un coche, pues no es una …

Qué son los caballos de un coche y cómo calcularlos

Uno de los términos más conocidos en el mundo del motor es los caballos de …