Portada / Coches / Cinco razones para proceder al laminado de cristales

Cinco razones para proceder al laminado de cristales

El laminado de cristales consiste en el oscurecimiento de las lunas cambiando completamente su aspecto y consiguiendo varias ventajas. El resultado es lo que se conoce como cristales tintados. A continuación, repasaremos las cinco principales ventajas de convertir los cristales convencionales de nuestro automóvil en cristales laminados. Son las siguientes:

Ventajas del laminado de cristales

1. Mejoría estética.

Se trata del cambio más evidente, pues el aspecto de nuestro coche se verá modificado notablemente. Al oscurecer los cristales otorgaremos a nuestro coche una estética más deportiva y desenfadada. El laminado de cristales se da frecuentemente en coches de alta gama y es precisamente por esta razón: el coche parece mejor y más lujoso. Cualquier turismo, de la marca que sea, experimentará una evolución positiva gracias a los cristales tintados.

2. Más intimidad.

Los cristales tintados evitan las miradas indiscretas de las personas ajenas a nuestro vehículo. Nadie sabrá lo que pasa dentro de él, pues la opacidad de las lunas impide por completo la visión. Los cristales tintados están presentes, por este mismo motivo, en los coches que transportan a personajes relevantes, como políticos o famosos. Si deseas mantener la privacidad, tintar las lunas del coche es la mejor decisión posible.

3. Más seguridad.

Se trata de una ventaja relacionada con la anterior, pero que tiene que ver más con la protección de nuestro vehículo. Podemos ponernos en el caso, por ejemplo, de que estemos transportando alguna mercancía de valor, y que está quede dentro del auto tras el estacionamiento. Los posibles ladrones no sabrán qué hay dentro del coche y, en consecuencia, no podrán hurtarlo.

4. Protección solar.

La cuarta razón de peso para tintar las lunas de tu vehículo es la protección del sol que ofrecen los cristales oscurecidos. Tanto para el conductor como para los pasajeros, la luz solar reflejando directamente en nuestros cristales supone un gran incordio durante nuestra estancia en el vehículo. Al laminar los cristales este problema se resuelve por completo.

5. Mayor visibilidad.

Los cristales oscuros, en contraste con el color del chasis del vehículo, incrementan la visibilidad de nuestro automóvil para el resto de participantes en la carretera (tanto vehículos como peatones). Los cristales tintados son otra forma de hacernos ver mejor durante la conducción y esto repercute de manera notable en nuestra seguridad.

Así pues, como hemos podido ver, el laminado de cristales aporta importantes ventajas en varios sentidos, y ese es el motivo por el que su instalación se encuentra completamente en auge. Cada vez son más las personas que deciden oscurecer las lunas de su coche, algo que debe hacerse siempre con las mejores garantías, obteniendo un certificado de homologación que puede ser validado por la ITV (Inspección Técnica de Vehículos).

Te puede interesar también

Coches eléctricos: ¿cuáles son los mejores neumáticos?

Entre los cambios más relevantes en el mundo de la automoción destaca la aparición de …