Portada / Seguridad / Tubos neumáticos: que son y por qué aparecen y desaparecen

Tubos neumáticos: que son y por qué aparecen y desaparecen

Si viajas frecuentemente en coche, es probable que hayas visto unos pequeños tubos neumáticos que atraviesan la carretera de manera horizontal. Y te habrás sorprendido más aún cuando, al pasar al día siguiente por el mismo punto, ya no estaban esos tubos negros en la carretera. Seguramente todo ello te haya causado extrañeza e incluso sospecha. Sin embargo, no debes preocuparte. Están instalados por las propias autoridades de tráfico y, no solo son inofensivos, sino que resultan beneficiosos para la circulación de vehículos e incluso para la seguridad en las carreteras.

Finalidad de los tubos negros en la carretera

Te explicaremos que el motivo por el cual esos tubos de goma están en las calzadas es muy sencillo: sirven para medir el número de coches que pasan por el lugar donde se encuentran. De esa forma, las autoridades saben a qué horas hay más volumen de tráfico en esa zona y pueden tomar medidas para evitar caravanas y accidentes. En este sentido, a veces se usan también para realizar mediciones antes de empezar obras en la calzada donde se colocan con objeto de conocer las horas en que el paso de coches es menor. Así pueden realizar los trabajos a esa horas causando el menor trastorno posible a los conductores.

Funcionamiento de los tubos de goma

Esos tubos llevan aire en su interior. Al pisarlos un vehículo, los neumáticos de este ejercen una presión que genera una ráfaga de aire. A su vez, activa una membrana que produce una señal eléctrica que queda recogida en un software o en un contador. Cada hora, esos datos se descargan sobre una cinta magnética o un papel que sirve para comprobar las mediciones por parte de los técnicos encargados de ese trabajo.

La parte externa de los tubos neumáticos se gasta rápidamente al entrar en contacto con tantos vehículos. Incluso llega a romperse y debe ser sustituida con cierta frecuencia. Igualmente los contadores tienen que ser revisados varias veces al día por si tienen algún fallo eléctrico. Sin embargo, se trata de un sistema muy económico y fiable. Por ello, es el más usado en todo el mundo para realizar mediciones del volumen de tráfico de las carreteras.

Otros usos de los tubos neumáticos

Además, te contaremos que estos tubos cumplen otras funciones, siempre relacionadas con el tráfico y la seguridad vial. Al disponer dos cercanos y en paralelo, se pueden obtener datos de la velocidad a que circulan los vehículos. Así mismo, permite saber qué clase de ellos circulan mayoritariamente por una carretera. Esto último se consigue mediante el estudio de la distancia entre los ejes de cada vehículo.

Por tanto, mediante esos tubos de goma, las autoridades de tráfico recopilan datos sobre el número de vehículos que circulan por una carretera determinada. Pero también sobre el tipo de ellos que lo hacen mayoritariamente (por ejemplo, si pasan más camiones que automóviles) e incluso sobre los hábitos de velocidad de los conductores de los mismos. La finalidad de todo ello no es punitiva, es decir, no se hace para poner multas. Frecuentemente, con esos datos se intenta mejorar la señalización vial, haciéndola más adecuada al tráfico. Y también se aprovechan, como te decíamos, cuándo se van a hacer obras en la calzada. Al saber qué horas son las de menos densidad de vehículos pueden adaptarse los trabajos a ese horario.

En conclusión, los tubos neumáticos que se colocan en las carreteras y que, seguramente, te causaban extrañeza hasta ahora tienen como finalidad mejorar la circulación en las mismas. Y, al tiempo que se hace eso, se optimiza la rapidez de los desplazamientos por esa vía previniendo atascos y se mejora la seguridad vial evitando accidentes.

Te puede interesar también

¿En qué casos el seguro te cubre la renovación o reparación de neumáticos?

Si has leído la póliza de tu seguro de automóvil es muy probable que hayas …