Portada / Consejos / La revisión de la presión de los neumáticos este verano: Medida indispensable para el ahorro de conbustible

La revisión de la presión de los neumáticos este verano: Medida indispensable para el ahorro de conbustible

Neumatico-presion

La combinación de #neumáticos con presiones bajas y calor elevado dispara la factura de carburante una media del 7 %, además de comprometer la seguridad. La solución es revisar las presiones de inflado cada 2 o 3 semanas.

En verano es fundamental verificar la presión de inflado de los neumáticos.

Los neumáticos con un inflado deficiente se deforman mucho más en cada giro, planteando una mayor resistencia al avance. Esto exige un esfuerzo extra por parte del motor y genera un desgaste prematuro en los hombros del dibujo de la banda de rodadura. Dicha deformación incrementa la temperatura de funcionamiento del conjunto y acelera el envejecimiento, debilitando su resistencia a los pinchazos y a los impactos con cualquier socavón.

La falta del aire suficiente en los neumáticos de más de 15,5 millones de turismos que se mueven por las ciudades y carreteras españolas está costando mucho dinero a los automovilistas, al tiempo que aumenta innecesariamente la contaminación.

Los cálculos realizados por un estudio del sector, indican que un turismo de tipo medio, que gasta de 6 a 7 litros a los 100 kilómetros y recorre unos 10.000 kilómetros al año, puede derrochar cerca de 50 litros cada 12 meses por llevar los neumáticos con presiones por debajo de lo recomendado por el fabricante del coche.

Ese descuido del nivel de inflado de las cubiertas cuesta supone unos 1.050 millones de euros al año en carburante a los usuarios de esos 15 millones largos de vehículos.

El remedio para combatir ese derroche es muy simple: basta con revisar las presiones de inflado cada 2 o 3 semanas.

Mayor riesgo de reventón

Los riesgos de reventón llegan a multiplicarse por tres en todos aquellos automóviles que equipan cubiertas con presiones hasta 0,5 atmósferas por debajo de lo recomendado por el fabricante del vehículo.

Los neumáticos con más kilómetros sobre sus lonas y con presiones más bajas son especialmente derrochadores de carburante, y potencialmente más peligrosos. El envejecimiento de estas cubiertas se acelera al rodar sobre asfaltos recalentados, aumentando su vulnerabilidad a pinchazos y reventones.

Este verano, no corramos riesgos amigos.

El equipo de muchoneumatico.com

Te puede interesar también

Consejos antes de salir de viaje

Antes de salir de viaje es preciso actuar con previsión, responsabilidad y criterio para tener bajo …