Portada / Noticias / El Aire Acondicionado del coche, siempre a punto.

El Aire Acondicionado del coche, siempre a punto.

Aire-Acondicionado-muchoneumatico

El sistema de #aire #acondicionado de los vehículos funciona transformando el aire caliente del exterior en aire frío. Esto se hace gracias a un gas que circula por el circuito; y como este está compuesto por tubos flexibles, se favorecen las fugas.

Es necesario realizar una revisión al año, preferiblemente antes de veranos, para un correcto funcionamiento de sus circuitos y elementos que lo componen, ya que su deterioro va en función de su uso.

Síntomas

Existen 4 claros síntomas del fallo o mal funcionamiento del Aire Acondicionado del coche:

– No baja la temperatura del interior del coche en poco tiempo. Este problema puede estar ligado al nivel del líquido de fluido, de la botella deshidratante, del filtro del habitáculo o del bloqueo de alguno de los sistemas.

– Al conectarlo percibes un olor desagradable, lo que se debe a la acumulación de humedad en los conductos de aireación y es síntoma de que el circuito de climatización está infectado de bacterias, polvo y hongos.

– Se concentra el vaho en los cristales porque no enfría lo suficiente. La solución suele ser cargar el gas del circuito.

– Hay poco caudal de aire. En este caso lo más habitual es que el filtro de habitáculo está obstruido.

Lo ideal es que el aire acondicionado funcione a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados. Una temperatura inferior durante un largo periodo de tiempo puede incrementar el consumo de combustible hasta un 20 por ciento.

Algunas recomendaciones:

En verano, en días muy calurosos, antes de conectar el aire acondicionado baja las ventanillas del coche para que la temperatura del habitáculo no sea tan elevada: normalmente esta suele ser muy superior a la del exterior y, si conectas el aire nada más subirte, harás que trabaje al máximo rendimiento y se deteriore más.

En invierno, enciende periódicamente el aire acondicionado para evitar obstrucciones. Además, recuerda que en esta época del año es un método rápido y excelente para eliminar el vaho de los cristales si lo conectas con la temperatura alta.

Los fabricantes recomiendan que se sustituya una vez al año o cada 15.000 kilómetros recorridos. Estos intervalos deben ser sensiblemente menores si circulas con frecuencia por terrenos con mucho polvo.

Te puede interesar también

audi

Audi crea un laboratorio de seguridad para hacer frente a los ciberataques

El aumento de la digitalización y el constante avance de la conectividad de los sistemas …