Portada / Consejos / Cómo preparar tus neumáticos antes del puente de Semana Santa

Cómo preparar tus neumáticos antes del puente de Semana Santa

La DGT prevé que 15 millones de desplazamientos durante las pascuas, con lo que se volvería a niveles precrisis; una correcta comprobación de la presión y desgaste de los neumáticos es vital junto a otra serie de acciones

La Dirección General de Tráfico prevé un récord de desplazamientos para el próximo puente de Semana Santa por el que se volvería a niveles precrisis. En total, entre los próximos 7 y 17 de abril la DGT tiene previstos un total de 15 millones de desplazamientos. Una cifra que no se alcanzaba desde el año 2008.

Además de estas cifras, durante la última campaña de Semana Santa se produjeron un total de 28 accidentes de tráfico en los que fallecieron 41 personas (7 víctimas más que en la campaña de 2015), es por todo ello que desde Muchoneumatico.com queremos ofrecer toda una serie de consejos para que tus neumáticos estén a punto a la hora de empezar tu viaje durante los próximos días.

Consejos para tus neumáticos antes de viajar

Los neumáticos son un elemento imprescindible para la seguridad al volante ya que son el punto de contacto entre la carretera y el vehículo. Es por ello que se hacen necesarias una serie de revisiones o comprobaciones previas a un desplazamiento largo que te detallamos a continuación:

Revisa la presión

Ya sea para una escapada corta como para un viaje de larga distancia es de vital importancia revisar la presión del neumático antes de salir hacia tu destino. La comprobación ha de realizarse en frío, de manera regular y sin olvidarnos de nuestra rueda de repuesto, la cual ha de tener una presión que oscile entre los 0,2 y los 0,3 bar más que el resto.

Comprueba el desgaste del caucho

Existe un mínimo legal de 1,6 centímetros de dibujo de la rueda por lo que se hará necesario comprobar la profundidad de la conocida como escultura del neumático antes de arrancar el motor. Para ello podéis utilizar desde un profundímetro hasta una moneda. Hay que tener en cuenta que por debajo de este nivel de profundidad no sólo se estará incumpliendo la Ley sino que iremos perdiendo progresivamente el control sobre nuestro vehículo.

Equilibra las ruedas si es necesario

 Las ligeras o más pronunciadas vibraciones en el volante de tu vehículo son una prueba inequívoca de que necesitas equilibrar tus cubiertas, lo que permitirá que tus ruedas giren sin provocar ningún tipo de vibración. Conviene diferenciar el equilibrado del paralelismo, el cual se refiere al ajuste de los ángulos de las ruedas.

No te olvides de los amortiguadores

 En muchas ocasiones enfocamos nuestra revisión del neumático a la parte de la rueda, algo que no es del todo correcto pues los amortiguadores y la suspensión del vehículo son un elemento decisivo para tener un desgaste homogéneo del dibujo de la rueda y no uno desigual, y que la sujeción del vehículo al pavimento no se vea afectada.

La rotación, esa gran desconocida

La rotación o permutación del neumático permite alargar la vida útil de tus cubiertas. Ésta consiste en los cambios periódicos cada 10.000 o 15.000 kilómetros de las cubiertas entre los ejes delantero y trasero del lado izquierdo y del derecho. Gracias a esto conseguiremos equilibrar el desgaste de las cuatro ruedas del vehículo y alargar su vida útil.

Además de comprobar la presión, el desgaste del dibujo del neumático o el equilibrar las ruedas, no conviene olvidar la revisión de nuestros amortiguadores para este Puente de Semana Santa.

Qué hacer ante un pinchazo

Uno de los momentos de mayor estrés al volante lo pasamos cuando sufrimos un pinchazo en uno de nuestros neumáticos. Lo primero siempre es parar el motor y no perder la calma para evitar peligros en la conducción. Para el cambio de rueda nos ayudará el disponer de una tablilla de madera con la que evitaremos que nuestro gato se hunda en el suelo del arcén y realizar un engrasado previo de los tornillos de sujeción de la rueda para un mejor desmontaje de las tuercas.

Tras montar la nueva rueda y asegurar que las tuercas están bien apretadas –siempre ayudará el uso de una llave dinamométrica-, tendremos especial cura en no circular demasiado rápido con la rueda de repuesto y en solicitar a la finalización de nuestro puente un equilibrado de la rueda. Ahora, sólo nos queda pediros que conduzcáis con precaución y que disfrutéis de un buen viaje.

Te puede interesar también

Consejos para reducir la contaminación de tu coche

Consejos para conducir sin contaminar

Si vas en coche habitualmente, deberías ser consciente de la importancia de conducir sin contaminar o, al …