¿Cómo puedo saber si tengo que cambiar los amortiguadores del coche?

Es normal preguntarse cómo saber si tengo que cambiar los amortiguadores de un vehículo, pues son una pieza fundamental en la seguridad, la cual no se rompe de repente, sino que va sufriendo un desgaste progresivo.

Eso, sumado a que no existe el mantenimiento de los amortiguadores (al menos en la mayor parte de ellos), complica mucho saber cuándo hay que retirarlos, aunque al final de su vida útil sí que nos pueden dar algunos síntomas que indican que es hora de pasar por el taller.

Qué son los amortiguadores del coche

Los amortiguadores de coche son uno de los elementos clave del sistema de suspensión, y por lo tanto imprescindibles para una conducción segura.

Entre sus cometidos está proteger de los golpes tanto a los pasajeros como a la mecánica del automóvil, que sin ellos duraría muy poco en buen estado.

En su parte interior lleva un pistón y aceite, los cuales controlan las oscilaciones de toda la carrocería y la inclinación del coche en las curvas, haciendo que las ruedas se adhieran mejor al asfalto, además de mejorar mucho el confort de marcha.

Cada cuánto tiempo es necesario cambiar los amortiguadores

No hay una respuesta fija a la pregunta de cada cuánto se deben cambiar los amortiguadores, ya que su vida útil depende mucho del trato que demos al vehículo.

De este modo, un coche que circule mucho por caminos o por carreteras con muchos baches nos pedirá un cambio mucho antes que uno que solo circule por vías en perfecto estado.

El tipo de conducción también influye en lo que nos duran estos elementos mecánicos y lo mismo la carga con la que llevamos el coche.

Dicho esto, las recomendaciones varían y no son fijas, pero una buena cifra para cambiarlos serían los 100 000 km cuando ya han dejado atrás su mejor momento. Además, no son piezas caras, por lo que no hay que dudar en ir al taller.

Cómo saber si debo cambiar los amortiguadores de mi coche

Hay varios síntomas que nos indican que los amortiguadores de nuestro coche están al final de su vida útil.

Rebotes en los baches y comportamiento extraño en curvas

Cuando pasamos por una curva o un bache y nos damos cuenta de que hay un rebote anormal es momento de pensar en el cambio de los amortiguadores. Muchos conductores se dan cuenta de que su coche hace el movimiento “de barco”, un vaivén muy raro que saben que no es normal.

Ruidos al pasar por baches y curvas

Si al pasar por baches o al tomar curvas en las que la carrocería se inclina oímos ruidos que provienen de la zona de las ruedas hay que ir al taller para que revisen los amortiguadores.

En este caso debemos acudir a que los miren enseguida, pues esos ruidos no presagian nada bueno en cuanto al rendimiento de las suspensiones.

Los neumáticos no se desgastan de manera uniforme

Otro de los síntomas de que conviene ir mirando precios de los amortiguadores nuevos es el desgaste irregular de las ruedas. Casi siempre se achaca a otros problemas, como las malas presiones o el mal alineado de la dirección, pero los amortiguadores al final de su vida útil pueden provocar estos desgastes de en los neumáticos.

Una de las cuestiones más comunes por parte de los conductores es cómo saber si tengo que cambiar los amortiguadores. La respuesta sencilla sería en cuanto notamos un comportamiento extraño cuando más los necesitamos, al frenar, en el paso por curva y cuando hay baches.

Te puede interesar también

Caja de cambios automática: cómo funciona

La caja de cambios automática está ganando cuota de mercado con paso firme, ya que …

Los mejores modelos de neumáticos BF Goodrich

Los neumáticos BF Goodrich no son los más conocidos en Europa, ya que la marca …