Portada / Tráfico / Atento a la nueva ley de tráfico

Atento a la nueva ley de tráfico

Desde el pasado mes de febrero está en marcha una nueva ley de tráfico que acarrea sensibles cambios en la forma de obtener el carnet de conducir. Así que si tú o alguien de tu entorno tenéis en proyecto sacar la licencia de conducción conviene que conozcáis ciertas cuestiones para no llevaros sorpresas de última hora.

Desde las más altas instancias de la DGT se ha manejado el aumento de la seguridad vial como referente a la hora de establecer estos cambios. En esta dirección va la novedad de que los exámenes para sacarse el carnet de conducir incorporen pruebas de conducción con GPS y más exigencias en cuanto al aprendizaje teórico. Básicamente, se pretende dar un giro al procedimiento, clásico y un tanto viciado, de enseñar a manejar un vehículo.

Una evaluación más rigurosa

A partir de ahora, queda desterrada la opción, tan explotada, de examinarse de la parte teórica sin haber pasado por las aulas de una autoescuela. Por otro lado, se enriquecen los métodos de preparación, incorporando nuevas materias cuyo conocimiento se entiende que es fundamental para conducir con solvencia. Otra de las materias novedosas que pretende incorporarse es un adiestramiento específico en la conducción nocturna.

Para cumplir con holgura los nuevos objetivos, la DGT ha anunciado que incorporará una importante remesa de nuevos examinadores, que se prevé alcancen un total de cien.

Adiós al fraude en los exámenes del carnet de conducir

La DGT quiere terminar con la picaresca en los exámenes teóricos y, para ello, aprovechando las posibilidades que ofrece la tecnología, se dispone a repartir inhibidores de frecuencia en las aulas, cortando así las vías de comunicación entre aspirantes y exterior.

Aplicando las nuevas tecnologías

En la preparación de los exámenes prácticos, destaca como novedad la utilización de los navegadores GPS, cargados con rutas preestablecidas, para acostumbrar a los alumnos a tenerlos como guía en lugar de la voz del examinador. En los exámenes, este se limitará a analizar las maniobras del aspirante. No cabe duda de que este método puede ser ideal para comprobar el grado de distracción que pueda afectar al aspirante.

Asimismo, las autoescuelas contarán con nuevo material docente, especialmente tablets donde se visualizarán vídeos que reproduzcan situaciones conflictivas que podrían presentarse a lo largo de tu vida como conductor y a las que, como alumno, tendrás que dar una salida viable. Atrás quedan los tradicionales test basados en una simple elección de alternativas.

Completaremos esta información con una particularidad de la nueva ley de tráfico relacionada indirectamente con el tema que nos ha ocupado, que es la posibilidad de hacer cursos destinados a que los futuros conductores asuman el mayor grado posible de concienciación de los riesgos que entraña la conducción.

Te puede interesar también

Cómo pasar la ITV de neumáticos

Los neumáticos son una de las piezas más fundamentales para la seguridad de un vehículo. …